El nuevo acuerdo lácteo se rompe antes de firmarse

stop

El Sindicato Labrego Galego cree que la propuesta de contrato homologado no mejora lo existente

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, tras la firma del acuerdo lácteo

en A Coruña, 16 de diciembre de 2015 (13:13 CET)

El sector lácteo anunció este martes un principio de acuerdo para implantar un contrato-tipo que regule el suministro de leche entre ganaderos e industrias. Todo parecía hecho entre organizaciones agrarias, cooperativas e industrias representadas en la Interprofesional Láctea (Inlac) para ratificar el documento, pero COAG y el Sindicato Labrego Galego (SLG) no están por la labor.

Como explicó este miércoles la secretaria xeral del SLG y representante del sector productor en la Inlac, Isabel Vilalba, el nuevo modelo no tiene en cuenta "aspectos esenciales" y va "en la línea" de las anteriores propuestas de contrato, salvaguardando los intereses de la industria.

Fotos frente a soluciones

"No queremos presentar al sector una falsa solución", señala Vilalba, que califica de "cuestionable" que se venda la existencia de un acuerdo que no existe. En este sentido, lamenta que al Gobierno y a la industria "le preocupen más las fotos que las soluciones reales".

"Lo que proponen no tiene ningún tipo de referencia ni garantías para el ganadero", apunta la secretaria del Sindicato Labrego Galego, que aboga por un acuerdo que refuerce la postura del productor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad