El negocio eólico de Acciona en Galicia cae un 49% en un año

stop

La constructora recupera la rentabilidad de los parques, que vuelven a generar beneficios, pero el impacto regulatorio desploma la cifra de negocio

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, en una imagen de archivo

en A Coruña, 17 de agosto de 2015 (13:35 CET)

Galicia está dando bastantes disgustos a Acciona en los últimos años, aunque la culpa no la tenga precisamente la comunidad autónoma. Así sucede con el negocio del viento, castigado por la reforma eléctrica impulsada por el Gobierno central. La constructora de la familia Entrecanales controla en la provincia de Lugo 255 megavatios, repartidos en 340 aerogeneradores y 13 parques eólicos.

Todo este negocio, agrupado en la sociedad Acciona Eólica de Galicia, dependiende, a su vez, de la división energética del grupo, reportó en 2013 pérdidas por valor de 10,49 millones. Fue el golpe más severo del cambio regulatorio. Un año después, el grupo eólico ajustó sus cifras y volvió a la rentabilidad, anotándose ganancias de 1,6 millones. La cifra de negocio, en cambio, se desplomó, cayendo en el mismo periodo un 49,29%.

El ebitda se contrae un 66%

Acciona culpa del golpe a la reforma energética aunque también es cierto que la energía producida se redujo respecto al año anterior, pasando de los 667 GWh de 2013 a los 596 GWh de 2014. Por estos dos factores, la cifra de negocio cayó hasta los 23,5 millones, la mitad que el año anterior. "Básicamente, como consecuencia de los ajustes realizados en base a los cambios regulatorios y su impacto en la cuenta de resultados", explica Acciona.

Aunque el resultado de explotación volvió a datos positivos, también el ebitda sufrió un notable batacazo, cayendo un 65,92%, hasta los 10,2 millones.

Los 255 megavatios

El parque más importante de Acciona es el del Terral, entre Abadín y Mondoñedo, con 27 megavatios de potencia instalada y 36 aerogeneradores. Requirió una inversión de 22 millones de euros.

Por encima de los 20 megavatios están también el de Montemayor Norte , entre Abadín y Alfoz; la ampliación del parque de Soán, entre Muras y Valadouro; Ventoada, entre Abadín y Muras; el complejo de Lomba, en Abadín; el limítrofe parque de Refachón y Nordés, en Valadouro.

Completan su negocio lucense los complejos de Labrada, Soan, Cuadramón, Leste, Mareiro y Montemayor Sur. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad