El naval espera una respuesta a la propuesta al 'tax lease' en menos de un mes

stop

El presidente de la Xunta anunció que el Gobierno ya ha remitido una propuesta a Bruselas

23 de mayo de 2012 (18:33 CET)

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aseguró este miércoles que el Gobierno central ya remitió a Bruselas una propuesta sobre el sistema de bonificaciones a la construcción naval española, el denominado tax lease. El sector tiene la esperanza de que, una vez dado este paso, el conflicto de las bonificaciones quede resuelto en menos de un mes.

Bruselas entendió hace un año que las ayudas a la construcción naval que se daban en España no eran legales y las canceló. Esto provocó que los astilleros españoles quedasen en desventaja a la hora de competir en precios con los de otros países.

Ahora mismo, según asegura Pymar (la sociedad privada de pequeños y medianos astilleros) la propuesta hecha desde el Gobierno español “no incluye ninguna forma de ayuda estatal” al margen de la correspondiente por el régimen de tonelaje, de acuerdo con la regulación comunitaria.

Propuesta sin incompatibilidad

Por ese motivo, el sector de los astilleros sostiene en un comunicado que esta propuesta, “que no incurre en ningún tipo de incompatibilidad” con la legislación europea debería ser aprobada de forma inmediata.

Pymar señala que, de acuerdo con las últimas declaraciones del comisario Joaquín Almunia, el proyecto elaborado por los ministerios de Economía y de Hacienda debería tener una respuesta “en menos de un mes”.

Pymar destaca que la propuesta es fruto de un “trabajo intenso a lo largo de los últimos meses” para definir una nueva estructura para la financiación de la construcción y adquisición de buques en España, una vez que el anterior modelo de tax lease quedó en suspenso, lo que resintió la carga de trabajo en los astilleros de la ría de Vigo.

Anuncio en el Parlamento gallego


El anuncio hecho este miércoles por el titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, fue acogido con alegría por parte de empresarios y trabajadores del sector, que manifiestan que, de todas formas, la propuesta debería haberse enviado antes.

“Hay que ver ahora en qué términos se desarrolla la propuesta. Si España apuesta por un modelo similar al de Francia la aprobación y puesta en marcha debería ser inmediata”, comenta César Rodríguez, sindicalista del naval de la CIG.

“Esperemos que eso se traduzca en una buena noticia, aunque si Bruselas da el visto bueno después de la propuesta del Gobierno central habrá mucho que pensar, ya que llevamos un año pidiéndole que la mandase, con todos los puestos de trabajo que se perdieron por el medio”, comenta. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad