Hotel Blue Coruña, propiedad de Abeirar 2005

El millonario legado de Ildefonso Rodríguez Iglesias

La muerte del propietario del holding Abeirar también deja en manos de su viuda un negocio inmobiliario de 24 millones a través de Solpor 55

El repentino fallecimiento de Ildefonso Rodríguez Iglesias practicando deporte junto a unos amigos en una mañana de domingo de principios de mayo abrió toda una serie de incógnitas sobre el futuro de su grupo empresarial que ahora comienzan a despejarse. Rodríguez Iglesias, a través de una treintena de empresas, no era solo el administrador único de Abeirar. También controlaba junto a su ahora viuda un discreto negocio inmobiliario que suma más de 24 millones solo en inversiones en ladrillo.

El primer paso de un proceso tranquilo de sucesión en el grupo pasa de momento por Patricia Rodríguez-Tubío Fernández, que se hace cargo ahora de la gestión de la firma Solpor 55. Se trata de una filial al margen del grupo consolidado de Abeirar, que declara unos activos de 24,1 millones de euros, del que prácticamente la totalidad está dedicado a inversiones inmobiliarias. Solpor 55 ha ido incrementando su patrimonio en los últimos años hasta alcanzar algo más de 12 millones, según las cuentas depositadas por la firma en el Registro Mercantil.

Negocio inmobiliario y presencia internacional

Solpor 55 es una empresa del grupo de Rodríguez Iglesias, pero está al margen del negocio industrial y de servicios del empresario, integrado por sociedades consideradas dependientes dentro del grupo consolidado.  Orzán Asesores (prestación de servicios), Rola 55 y Tubasys (equipos de climatización), Nordentia (dirección técnica de obras), Balmonel (instalaciones industriales), Bigmall Ibérica (alquiler de naves industriales) y Aiaz Inversiones (inmobiliaria), entre otras, conforman la nómina de participadas de Abeirar, de la que cuelga una treintena de empresas.

A través de otras sociedades, el grupo tiene presencia con un ramillete de filiales en Portugal, México, Shangai, Rumanía, Alemania, Hong Kong, Uruguay, Perú, Panamá, Colombia y Chile, entre otros países. Rodríguez Iglesias, propietario de Arias Infraestructuras hasta su venta el año pasado, controlaba parte de sus negocios internacionales con socios locales.

Al margen de Solpor 55, Rodríguez Iglesias deja un grupo, Abeirar, que cuenta con unos activos de 105 millones de euros, de los cuales 22 millones son de inmovilizado (terrenos e instalaciones) y otros 12 millones son inversiones financieras a corto plazo. Con una cifra de negocio de unos 116,4 millones y unos beneficios de explotación de seis millones, Rodríguez Iglesias también lega un grupo con un relativo endeudamiento, que asciende a  33,6 millones, la mayor parte suscrito a corto plazo.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad