El mercado de smartphones en España ya es solo cosa de tres: Samsung, Sony y LG

stop

TELEFONÍA

Un hombre prueba un teléfono móvil en una tienda de Bilbao.

11 de enero de 2014 (22:18 CET)

El mercado de la telefonía móvil en España avanza con paso firme hacia la consolidación de un oligopolio. El año pasado terminó de desterrar a dos históricos de la telefonía: Blackberry y Nokia que, al vender menos del 2% de los nuevos teléfonos en España, ya ni figuran en los gráficos estadísticos.

Apple también reduce su presencia y pasa del 7,1% a un modesto 6,7%, la mitad del porcentaje de mercado que tiene en todo el mundo (13%). Ninguno de sus modelos se encuentra en la lista de los diez móviles más vendidos en España en octubre de 2013, según el último estudio de la consultora de mercado GFK, al que tuvo acceso Economía Digital.

Los baratos, a la cabeza

El trío asiático, Samsung, Sony y LG, ganan posiciones y acaparan, entre los tres, el 76% de mercado. Samsung consolida su liderazgo. El fabricante coreano vende el 46% de todos los móviles que se comercializan en España, el mismo porcentaje que logró obtener en 2012. El modelo más exitoso, el Galaxy Trend S 7560, logró más de 76.000 ventas en octubre.

Sony ha aumentado casi dos puntos su participación y comercializa el 15,7% de los nuevos móviles. La marca japonesa ha colocado tres modelos en la lista de los 10 móviles más vendidos de España: los Xperia L, SP y J, según el listado de ventas de octubre de 2013. Los aparatos de Sony que encabezan el ránking se ubican en una franja de precios moderada: desde los 180 euros (el modelo J) hasta los 650 euros (el Z1, ubicado en el puesto 18).

Los últimos meses han confirmado que los usuarios buscan teléfonos inteligentes pero baratos. Ninguno de los 10 más vendidos supera los 600 euros.

El tercero

El otro fabricante coreano, LG, que el 2012 no alcanzaba el 6% de las ventas en España, se ha disparado hasta el 14% y ocupa la tercera posición en el ránking de ventas en España. La multinacional es la que mejor ha sabido aprovechar los descalabros de Blackberry y de Nokia.

Blackberry, que llegó a tener más del 50% del mercado estadounidense y un claro liderazgo en el mundial, especialmente en los países latinoamericanos, conservaba en 2012 el 9,3% del mercado en España. Pero el año pasado lo perdió casi todo. El abandono de su teclado tradicional y el Z10 no tuvieron buena aceptación.

El vacío que dejó, junto con Nokia que le había precedido en el liderato, ha sido copado por LG con modelos sencillos y precios accesibles. El E340 Optimus L3 es el teléfono que la marca mejor comercializa en España. Su precio apenas supera los 100 euros.

El teléfono con más salida en España es el Galaxy Trend S 7560 de Samsung, que logró 76.356 unidades vendidas en octubre. Le siguen el Samsung Galaxy S4 (56.874), el Xperia L NFC de Sony (31.474), el Optimus L3 de LG (29.256) y el Samsung Galaxy S III Mini (24.161). Completan la lista el Samsung Galaxy Core 8260 (22.790), el Samsung Galaxy Mini 2 S (21.233), el Sony Xperia SP (21.198), el Ascend G 510 de la china Huawei (20.690), y el Sony Xperia J (19.133).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad