El mayor naviero gallego reparte su flota entre Bahamas, Malta y Madeira

stop

El 90% de los buques de Elcano, presidida por José Silveira, tienen su sede fuera de España

Uno de los barcos de Elcano

06 de diciembre de 2012 (19:54 CET)

Cuando se cumplen diez años de la catástrofe del Prestige y otros 25 de la del Casón, dos siniestros en los que tuvo protagonismo el grupo empresarial de José Silveira Cañizares al participar sus remolcadores en las labores de rescate, el holding del naviero gallego se ha convertido en el primer grupo del sector del transporte por mar en España y en uno de los más diversificados, no sólo en cuanto a negocio, también geográficamente. De hecho, el 90% de la flota de Elcano depende de filiales constituidas en otros países. Solamente tres de los 24 buques de la compañía operan desde España.

Argentina y Brasil son dos de los ejes de expansión de la compañía naviera, adquirida al Estado por José Silveira en 1997, pero también lo son plazas financieras como Madeira o Malta, con especiales normas de lo que se denomina tributación blanda para atraer capitales, sobre todo para negocios relacionados con el entorno marítimo, o directamente paraísos fiscales, como es el caso de Bahamas. El grupo Elcano, participado mayoritariamente por Nosa Terra XXI, con sede en Vigo, es propietario de buques petroleros, siete quimiqueros (product tanker), once bulkcarriers (graneleros de carga sólida), tres navíos de transporte de gas licuado de petróleo (LPG) y dos buques de suministro de productos petrolíferos en los que el Elcano participa con un 60%. También opera buques de transporte de gas natural licuado (GNL) en arrendamiento operativo. Además de la dimensión del grupo, llama la atención la ubicación de sus participadas, casi siempre en plazas de baja tributación.

De Bahamas a Malta


Una de las filiales es la Empresa de Navegaçao Elcano, S.A (Elcano Brasil), domiciliada en Río de Janeiro desde su constitución, en 2001. A 31 de diciembre de 2011, la sociedad es propietaria de seis buques, dos portacontenedores panamax, un buque de carga handy y tres buques tanque de gas natural licuado. A su vez, según las cuentas de la compañía presentadas en el Registro Mercantil, es propietaria del 100% de Doria Shipping Ltd., empresa con domicilio en Bahamas, constituida en 2005. Los estados financieros de Elcano Brasil auditados, lo son consolidados con Doria para su integración con el Grupo Elcano, según explica la compañía.

Jofre Shipping Ltd., otra de las filiales, está domiciliada en Malta. Su objeto social consiste en la realización de actividades navieras y, en general de transporte marítimo, incluido el fletamento de buques. A 31 de diciembre de 2011 esta sociedad es arrendataria operativa de un nuevo buque de transporte de GNL. Laura Shipping, con sede en Madeira, Portugal, es propietaria a de cinco buques bulkcarriers y cuatro buques quimiqueros. Durante 2011 Elcano recibió dividendos de Laura por importe de 5,2 millones de euros.

Beneficios de 20 millones

Durante los últimos años, Elcano se ha consolidado como una de las compañías líderes del sector del transporte marítimo, con una flota de 24 barcos, con un total de 935.985 toneladas de registro bruto. La sociedad controla la cuarta parte de la flota mercante española tras incorporar en 2010 el gasero Castillo de Satisteban. Elcano presenta cifras superiores a la de la segunda naviera española, Teekai Shipping Spain, que cuenta con una flota de nueve mercantes, con un total de 789.674 toneladas, y fue adquirida en su día a la naviera de otro empresario vinculado a Vigo, Fernando Fernández Tapias. José Silveira, que posee a través de Nosa Terra XXI la compañía de remolcadores Remolcanosa, también es accionista mayoritario de Povisa, el primer hospital privado de Galicia.

Las últimas cuentas de Elcano presentadas en el Registro Mercantil arrojan una cifra de negocios en 2011 de 144 millones de euros, con un sensible retroceso sobre la facturación del 2010, que se había situado en 151,6 millones. La naviera, en su día estatal, logró un resultado el año pasado de 21,7 millones, frente a los beneficios netos de 17,5 de un año antes.

Frente a esas dimensiones, la compañía mantiene contenida su deuda, que se reparte, según la memoria presentada en el registro, entre los 16,3 millones de endeudamiento a corto y otros 5,7 millones a largo plazo. Desde la compra de Elcano, Silveira han mantenido la sede social de la compañía en Madrid, aunque su base de operaciones está en Vigo. A principios de enero, José Silveira tendrá que declarar, en calidad de testigo, en el juicio que se sigue en A Coruña por la catástrofe del Prestige, rescate fallido en el que tomaron parte sus remolcadores, entre ellos el Ría de Vigo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad