Larry Fink, fundador y CEO de Blackrock. EFE

El mayor fondo del mundo, detrás del salto de Pharma Mar a EEUU

BlackRock, la mayor gestora de fondos del mundo, sube su apuesta por Pharma Mar y por su aliado en EEUU y Canada, Jazz Pharmaceuticals

Enagás, Red Eléctrica, Caixabank, BBVA, Sabadell, ACS, Aena… la lista de empresas españolas participadas por la mayor gestora de fondos del mundo, BlackRock, es amplia y entre ellas se encuentra Pharma Mar, la compañía de José María Fernández de Sousa que avanza imparable en el IBEX tras los progresos de su fármaco Aplidin en el tratamiento del Covid-19.

El grupo de inversión estadounidense, dirigido por Laurence Fink y Robert Kapito, no solo es accionista de referencia de la biofarmacéutica, sino que ha aumentado su apuesta tanto por la compañía española como por su aliada en el salto a Estados Unidos y Canadá, Jazz Pharmaceuticals.

Blackrock, cuya cartera de inversiones supera los 6 billones de euros, seis veces el PIB de España, elevó su posición en Pharma Mar desde el 0,87%, unos dos millones de títulos, hasta los casi tres millones que alcanzó un julio, un 1,33% del capital, según los datos de Bloomberg. Es uno de los grandes inversores mundiales a los que ha convencido la antigua Zeltia, que también cuenta entre sus accionistas con Vanguard, Wells Fargo o Deutsche Bank.

Toda una transformación la de la biofarmacéutica, que hasta hace dos años penaba en bolsa con los títulos cayendo por debajo del euro y agitados por una continua especulación a corto plazo. Además de José María Fernández de Sousa, hermano del condenado expresidente de Pescanova, y de Sandra Ortega, que heredó el 5% de la compañía que ya ostentaba Rosalía Mera, Pharma Mar suma ahora entre sus accionistas a algunos de los mayores inversores del planeta. Desde 2018, el valor de sus títulos se ha multiplicado por diez, de los 242 millones de capitalización a los 2.489 millones.

Del Covid-19 al cáncer de pulmón

Pero en el caso de Blackrock, que tiene en su portafolio de inversiones a decenas de farmacéuticas, los intereses se cruzan. El fondo de fondos acaba de elevar su apuesta por Jazz Pharmaceuticals, una aliada clave de Pharma Mar en su expansión por EEUU y Canadá y en el desarrollo de su fármaco estrella, la lurbinectedina.

Antes de que Aplidín transformara su función original como antitumoral para tratar el coronavirus con aparente éxito, al menos en la fase I y II de los ensayos, la compañía se disparó en bolsa gracias al acuerdo con Jazz Pharmaceuticals para la comercialización de lurbinectedina en Estados Unidos, ahora ampliado también a Canadá. El medicamento, Zepzelca, ya recibió en junio la aprobación de la FDA para pacientes de cáncer de pulmón microcítico.

Jazz Pharmaceuticals Zepzelca

Zepzelca, de Pharma Mar y Jazz Pharmaceuticals

En virtud de este acuerdo, Pharma Mar ha ingresado 112 millones, pero podría sumar 300 millones más antes de que acabe el año, sin contar otros ingresos derivados de las ventas del fármaco. Para tener una idea de la importancia de la alianza de Zepzelca basta con tener en cuenta que en todo el año 2019 la compañía de origen gallego facturó 85,8 millones.

BlackRook es desde hace años un accionista de referencia de Jazz Pharmaceuticals, al igual que Vanguard, otro de los accionistas de Pharma Mar. Sin embargo, es el grupo de Larry Fink el que está apostando fuerte por los dos. Tanto es así que se ha convertido en el primer accionista de Jazz al elevar su participación del 7,5%, 4,1 millones de acciones, hasta el 11%, al superar los 6 millones de títulos, según comunicó la farmacéutica al mercado el pasado 9 de octubre.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad