viviendas ocupadas en Barcelona

El ‘mapa okupa’ de los barrios de Galicia

Un informe de la patronal inmobiliaria alerta del aumento de ocupaciones ilegales en Galicia ante la pasividad política y señala las zonas más afectadas

La Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) alerta en uno de sus estudios del crecimiento de la ocupación ilegal de viviendas, un problema anecdótico en la comunidad hasta hace bien poco, pero con una tendencia creciente en los últimos meses que ha despertado la preocupación del sector. El informe de la patronal inmobiliaria advierte que la situación empeorará si no se legisla para garantizar la seguridad jurídica del propietario, ya que el desahucio exprés es, a juicio de las empresas, insuficiente para frenar estas conductas.

“Espero que el legislador legisle”, asevera Benito Iglesias, el presidente de Fegein, que insiste en la necesidad de proteger a los propietarios. “Defiendo que la ocupación de una vivienda sea considerada como un delito penado con prisión y que la Policía pueda desalojar la vivienda okupada en menos de 24 horas. También solicito poner en carga todo el suelo destinado a vivienda de protección oficial retenido en manos de las distintas administraciones públicas. Pediría al sector público que haga un inventario de su suelo destinado a vivienda social disponible, procediéndose a su desbloqueo y que se unifique en un marco general las leyes nacional y autonómica, reduciendo la fiscalidad sobre la vivienda, y creando un marco jurídico estable”, dice.

El estudio identifica lo que denomina “zonas calientes” de las ocupaciones en Galicia, una treintena en las siete ciudades. Estas áreas serían las más afectadas por la irrupción de los okupas:

A Coruña: Monte alto, Avenida de Peruleiro, calle de la Paz, Ronda de Nelle, Agra do Orzán, A Zapateira, Eladio Rodríguez y calle de Padre Busto.

Lugo: barrio de A Milagrosa, As Gándaras, barrio Feijóo y A Chanca.

Santiago: calle de Belvís, barrio del Pexigo, calle Rueiro de Figueiriñas ,  barrio de San Pedro, Algalia de Arriba y Cruceiro do Gaio.

Vigo: Travesía de Vigo, Teis, Calvario. Lugo: barrio de A Milagrosa , As Gándaras, barrio Feijóo y A Chanca.

Ourense: Plaza de Abastos, Celso Emilio Ferreiro, zona Burgas, zona del Veintiuno, avenida de Portugal y zona Mariñamansa.

Las viviendas de los bancos, principal objetivo

Fegein explica que el principal objetivo de los okupas son las viviendas adjudicadas a las entidades financieras ya que estas suelen tardar semanas, o incluso meses, en detectar que el inmueble ha sido ocupado ilegalmente. La patronal lamenta la “impunidad” de los okupas ya que el allanamiento de los inmuebles se resuelve con una sanción.

A partir de la presentación de una demanda civil de desahucio, se establece un plazo aproximado de 30 días en la que se suele recuperar la vivienda, aunque esto siempre depende de la carga de trabajo que tenga el juzgado de primera instancia correspondiente. El propietario recupera el inmueble normalmente con “importantes desperfectos que nadie cubre”, dice el estudio de Fegein.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad