El inversor ruso de DIA, Mikhail Fridman. Imagen: Letterone

El magnate ruso Fridman ultima el asalto a DIA con los mínimos en bolsa

stop

La cadena de supermercados DIA espera la compra inminente de Mijaiíl Fridman tras volver a tocar mínimos históricos

en Madrid, 22 de julio de 2018 (05:00 CET)

La cadena de supermercados DIA espera de forma inminente el desembarco de las tropas inversoras de Mijaíl Fridman que ya tienen un plan claro: llegar, descabezar a la cúpula, y transformarlo todo. El magnate ruso, conocido por el escándalo de intervención rusa en las elecciones estadounidenses, ya tiene las condiciones que quería para entrar en DIA: mínimos históricos a menos de 2,10 euros la acción.

La cadena de supermercados española descendió este viernes hasta los niveles nunca vistos de 2,06 euros por acción, lo que tumba el valor de la compañía en unos 1.230 millones, por debajo de los 1.400 millones previstos por el fondo ruso para entrar a tomar el control completo de la empresa.

Fridman no oculta su intención de comprar DIA desde su entrada justo hace un año, en julio de 2017, cuando adquirió el 15% de las acciones. Pero quiere hacerse con el control de la empresa lo más barato posible. Y el rápido desplome de la empresa, que presentará resultados semestrales la próxima semana, podría precipitar el desembarco.

El fondo de inversión estadounidense Goldman Sachs ha sido clave para la bajada de la acción a niveles por debajo de lo calculado inicialmente por el inversor, según explican fuentes cercanas a la compañía.

Fridman ya ha colocado a dos consejeros de confianza para que se vayan familiarizando con la gestión diaria de la empresa. Se trata de Karl-Heinz Holland, ex-consejero delegado del grupo alemán Lidl durante más de seis años, y de Stephan DuCharme, presidente del consejo de supervisión de X5 Retail Group.

Ahora, el equipo de Fridman prepara la modernización de la cadena que probablemente transitará el camino del último año de la compañía: modernización de las tiendas, incorporación de productos de mayor calidad y mejora de la imagen de las estanterías vacías, llenas de productos baratos y supermercados de austeridad máxima.

DIA, sumida en el desastre

Los supermercados DIA han presentado resultados paupérrimos con una importante pérdida de cuota de mercado en España y el desplome del peso argentino, además de los bruscos descensos en los márgenes debido a que la compañía se ha visto obligada a volver a bajar precios para no perder clientela.

Frente al peor de los escenarios posibles, el actual consejero delegado, Ricardo Currás, podría ser el primero en saltar con el desembarco de los rusos. La primera de la cúpula ha sido la presidenta no ejecutiva Ana María Llopis, que aún asume la presidencia en funciones pero que dejará la compañía en breve.

Los malos resultados de la compañía, que acumula tres ejercicios de pérdida de beneficios, han hecho que la cúpula culpase hasta a la lluvia de su mal desempeño. DIA aseguró que la lluvia inusual de la primera ha hecho caer las ventas porque los consumidores salían menos de sus casas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad