El magnate indio Ramm Bhavnani aspira a duplicar su participación en Altia

stop

El inversor se ha hecho con un 5% de la compañía de Tino Fernández y entrará en su consejo de administración

Ram Bhavnani y Tino Fernández | EFE

14 de octubre de 2014 (23:01 CET)

Los negocios de Tino Fernández van viento en popa. El dueño de Altia, la consultora tecnológica coruñesa con sede en As Xubias, ha conseguido colocar en su consejo de administración al magnate indio afincado en Tenerife Ramm Bhavnani. El inversor se ha hecho con un 5% de la compañía a través de sus diversas sicavs y a aceptado el ofrecimiento del también presidente del Deportivo de La Coruña para ocupar una silla en el órgano de dirección de la empresa. Según fuentes del entorno del millonario, en breve decidirá si será él mismo el que ocupe el cargo de consejero dominical o otra persona de su confianza.

Lo que está claro es que la apuesta de Bhavnani por Altia parece decidida. En tan sólo cinco meses se ha hecho con el 5% de la compañía, de la que ya es el segundo accionista, al tener Tino Fernández el 81% de las acciones y estar el resto en manos de minoritarios, después de que hace años la viuda de su socio vendiese su participación. Fuentes conocedoras de las negociaciones entre el magnate indio y la compañía coruñesa han indicado a este medio que el objetivo de Bhavnani es llegar a hacerse con un 10% del grupo.

Comunicación constante


Desde el entorno de Bhavnani rechazan dar un cifra exacta de la participación con la que esperan hacerse, pero sí aseguran que la apuesta por Altia es firme y que se continuará apostando por la tecnológica “a medio y largo plazo”. Según indican, la comunicación con Tino Fernández es constante.

Lo que no revelan, sin embargo, es a través de qué vehículos inversores Bhavnani se ha hecho con el 5% de Altia. Explican que hasta que no sobrepasen el 10% de la participación no tienen obligación de comunicar al MAB, el Mercado Alternativo Bursátil en el que cotiza Altia, a través de qué instrumentos compraron las acciones, si bien explican explican que la adquisición de títulos se hizo por medio de las distintas sicavs del inversor indio. Al menos un 1% fue adquirido por la sicav Kalyani.

Cifras en ascenso

El interés de Bhavnani por Altia ha ido parejo al despegue de la compañía. El grupo de Tino Fernández cerró 2013 con un crecimiento e sus beneficios del 17% --hasta los tres millones de euros-- y mejorando su cifra de negocio un 23%, hasta los 45,27 millones.

Además, Altia finalizó el primer semestre del año con unos beneficios que sobrepasaron los 1,2 millones de euros, frente a los 843.000 euros computados durante el mismo período del ejercicio pasado. En total, un 47% más.

Ascenso en bolsa

La facturación de la compañía asciende a 20,2 millones de euros, frente a los 15,2 millones del primer semestre de 2013, un 32% más.

La capitalización de Altia en el MAB en estos momento ronda los 52 millones de euros, por lo que el 5% de Bhavnani estaría valorado en unos 2,5 millones de euros.

Un inversor desconocido en Galicia

Si bien Bhavnani es prácticamente desconocido en Galicia, su ojo inversor es muy conocido en el mundo de los negocios. En 1965 llegó a Santa Cruz de Tenerife, donde comenzó a trabajar en un pequeño bazar que despegó con el auge del turismo. Invirtió en un par de terrenos para colocar 20 millones de las antiguas pesetas en Banco Popular. Desde entonces, su fortuna no ha dejado de crecer.

De sus inversiones en el terreno financiero llegó a sacar unas plusvalías que rondaron los 600 millones de euros. Apostó por el Central Hispano antes de que el Santander se quedase con la histórica entidad, llegó a tener el 10% del Banco Zaragozano cuando Barclays lo compró, y se sacó 400 millones limpios cuando en 2007 Credit Agricole le compró por 800 su casi 15% en Bankinter.

En los últimos tiempos, Bhavnani ha decidido apostar por empresas de rango más pequeño. Justo antes del verano vendió todas sus posiciones en bolsa y renta fija española y decidió centrarse en pequeños valores. No sólo Altia, también Rovi, Ence y Ebro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad