El juicio por la demanda de Manuel Añón a Novagalicia y el FROB se suspende

stop

Parte de la documentación requerida aún no ha sido remitida al juzgado

Manuel Añón

07 de julio de 2014 (19:15 CET)

El juicio por la demanda interpuesta por Hierros Añón al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la antigua Novagalicia tras perder su participación en la entidad a consecuencia de una operación acordeón ha sido suspendido porque aún no ha sido remitido al juzgado parte de la documentación requerida.

Las partes han estado de acuerdo en que se suspenda el juicio hasta que lleguen al Juzgado de Primera Instancia número 2 de A Coruña esos documentos, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Documentación solicitada


Inicialmente, la fecha para su celebración estaba fijada para los próximos jueves y viernes, días 10 y 11 de julio. La justicia admitió a trámite en marzo de 2013 la demanda del empresario Manuel Añón Rey, propietario de Hierros Añón, con la que trata de salvar los 25 millones de euros que aportó al capital de la entidad financiera en 2011.

En la audiencia previa al juicio, el pasado abril, las partes solicitaron que se admitiese como prueba diversa documentación, entre ellas noticias de prensa en las que, según el letrado de Hierros Añón, “lejos del deterioro” de la entidad, se aludía a su “solidez y solvencia”, lo que constataría que su cliente fue víctima de “un engaño doloso”.

Las tesis de defensa y acusación

Esta documentación no fue admitida por la jueza, que sí aceptó las testificales de dos empleados de Novagalicia Banco que desde Hierros Añón rechazaban. La demandante pidió también que en el juicio se esclarezca si por parte de la entidad y del FROB se “omitió deliberadamente” trasladar a su cliente “cualquier detalle” sobre la necesidad del “ajuste contable” que se aplicó.

Frente a esta tesis, los letrados del FROB y de la entidad defendieron que el citado "ajuste" ya se recogía en una auditoría de las cuentas de 2010. Además, alegaron que la presencia del administrador de Hierros Añón, Edelmiro Añón, como miembro del consejo consultivo de Banco Sabadell Gallego, evidenciaría "su conocimiento del sector financiero".

Operación acordeón

En su momento, fuentes de la empresa indicaron que Añón sintió "absolutamente engañado" cuando, en diciembre de 2012, en la entidad se ejecutó una operación acordeón, que consistió en que se redujo a cero el capital para hacer, simultáneamente, una ampliación.

En este proceso, que se produjo al inyectarse las ayudas procedentes de la Unión Europea (UE) a NCG Banco, la veintena de empresarios gallegos que habían hecho una aportación conjunta de 70 millones de euros vieron reducirse a cero su inversión y varios de ellos optaron por acudir a la vía judicial para reclamar su dinero.

Añón había aportado 25 millones de euros a la entidad tras lograr un acuerdo con NCG por el cual esta le compraba al empresario la participación que tenía en la Corporación Novacaixagalicia. El pacto suponía que el dueño de Hierros Añón adquiriría un 1% del banco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad