El juez Ruz imputa a la mujer de Fernández de Sousa por desvío de capital

stop

María Rosario Andrade, esposa del ex presidente de Pescanova, intentó transferir 4 millones de una cuenta bloqueada por el magistrado a un banco con sede en Hong Kong

El juez Pablo Ruz y Manuel Fernández de Sousa

10 de octubre de 2014 (16:36 CET)

La relación de la familia Fernández de Sousa con la justicia abre un nuevo episodio. El juez Ruz, que sentó en el banquillo al ex presidente de Pescanova, imputa ahora a su mujer, María Rosario Andrade por un presunto delito de alzamiento de bienes y/o blanqueo de capitales.

El magistrado sigue la pista a 4 millones de euros que María Rosario Andrade intentó transferir desde una cuenta de un banco de Portugal a una entidad con sede en Hong Kong.

Cuenta bloqueada


La Audiencia Nacional ordenó en septiembre de 2013 bloquear una cuenta bancaria abierta en Portugal a nombre de una sociedad del ex presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, desde la que su mujer intentó mover cuatro millones de euros a China

Este movimiento se produjo tan solo unos días después de que el juez admitiera las querellas contra Manuel Fernández de Sousa y le impusiera una fianza millonaria por el falseamiento de cuentas de la compañía, según explica el auto hecho público este viernes por el juez de la Audiencia Nacional, que llama a declarar a la mujer del ex presidente de Pescanova el próximo 30 de octubre, a las 10:00 horas.

Quinta do Sobreiro SL y Kiwi España SL

La Policía Judicial puso en conocimiento del Juzgado Central de Instrucción número 5 la comunicación efectuada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Portugal informando de que había procedido al bloqueo 'de facto' de una transacción por importe de 5,2 millones de dólares -unos 4 millones de euros-- ordenada por Rosario Andrade a otra cuenta de la que era titular en un banco de China.

Andrade abrió el 29 de mayo una cuenta bancaria en Portugal a nombre de la sociedad Quinta do Sobreiro S.L., de la que es administrador único Sousa, seis días después de la admisión de las querellas. El 26 de agosto el depósito recibió 4 millones transferidos por dicha sociedad y, dos días después, acogió 236.000 euros desde Kiwi España S.L., que también tiene como administrador único al querellado.

A continuación, los investigadores detectaron que se ordenó una transferencia por valor de 5,2 millones de dólares con cargo a esta misma cuenta. Unos días antes, la Audiencia había también impuesto un fianza de 178,8 millones a Sousa y de 69,4 millones sobre cada una de sus sociedades, Sociedad Gallega de Importación de Carbones y Sociedad Anónima de Desarrollo y Control.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad