El juez Ruz aplaza la declaración de Fernández de Sousa a la espera de los informes policiales

stop

El avance de la auditoría forense de KPMG también se dará a conocer en breve

El juez Pablo Ruz y Manuel Fernández de Sousa

21 de junio de 2013 (00:40 CET)

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha aplazado las declaraciones del presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, y otros tres directivos de la entidad. Las comparecencias estaban previstas para los próximos 1 y 2 de julio, pero Ruz ha decidido esperar a tener los informes solicitados a la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía (UDEF).

Cuando el magistrado imputó por delitos relacionados con el uso de información relevante a Fernández de Sousa, Alfonso Paz-Andrade, José Antonio Pérez-Nievas y José Alberto Barreras, indicó en su auto que la UDEF estaba encargada de investigar todas las propiedades del presidente de Pescanova. El texto recoge la orden de analizar “eventuales cambios significativos” operados tanto en su patrimonio como en el de sus familiares durante 2012 y 2013.

A la espera del informe forense

Este no es el único documento que podría destapar supuestas irregularidades en torno a la figura de Fernández de Sousa. De hecho, también se espera a que, en breve, KPMG presente un primer avance de la auditoría forense que prepara desde que la multinacional pesquera entró en concurso de acreedores.

Diversas fuentes conocedoras de la situación de la compañía aseguran que el documento será contundente y reflejará la existencia de eventuales irregularidades en la gestión del grupo. Estas podrían implicar no sólo al presidente de la multinacional, sino a parte de su equipo directivo.

Según estas mismas fuentes, KPMG habla en su informe de la existencia de supuestas facturas falsas así como de sociedades pantalla a través de las que se habrían controlado filiales sin tener que pasar por una auditoría. Acusaciones que se han deslizado desde que comenzó la crisis de la pesquera, pero que todavía no se han confirmado.

Nuevas querellas

El magistrado debe, además, incorporar a la causa nuevas querellas de accionistas perjudicados presentadas tras su decisión de imputar al presidente del grupo alimentario y al consejero Paz-Andrade la comisión de delitos de falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de las cuentas anuales y uso de información relevante.

De hecho, en total ya son nueve los accionistas minoritarios que se han querellado contra Fernández de Sousa y Paz-Andrade, tras sufrir una pérdida de unos 400.000 euros por su inversión en acciones de la firma gallega.

El crédito, aún sin cerrar

Mientras tanto, la administradora concursal de Pescanova, Deloitte, tiene previsto retomar este viernes con la banca las conversaciones a cerca del crédito de 55 millones que necesita la compañía.

Finalmente Bankia ha decidido permanecer en el steering committee de la banca acreedora y participar en la inyección de liquidez urgente. Banc Sabadell, NCG, Caixabank, Santander, BBVA, Popular, Deutsche Bank y la entidad de José Ignacio Goirigolzarri serán las que aporten el crédito a la firma gallega.

Quedan las condiciones

No obstante, aunque ya están estipuladas, tras muchas negociaciones, las entidades que aportarán fondos, el crédito aún no está cerrado. “Ahora queda negociar todas las condiciones del mismo, las garantías de las que se hablaron, el período de devolución...”, explican fuentes conocedoras de las negociaciones.

A pesar de que Novagalicia ya ha dado un adelanto a la compañía en concurso, el tiempo apremia. En el inicio de las negociaciones, estaba previsto que Pescanova pudiese disponer de los 55 millones antes de que acabase mayo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad