El juez ordena la liquidación de la filial de Blusens en concurso

stop

El fracaso en la negociación con la banca sentencia a Blusens Technology, que intentó sin éxito buscar un inversor tras el portazo de los acreedores

Pantalla con una imagen de José Ramón García, presidente de Blusens / EFE

en A Coruña, 14 de julio de 2015 (11:10 CET)

Blusens Technology, la filial de compras de Blusens, ha entrado en fase de liquidación después de ser incapaz de pactar un convenio con sus acreedores que la sacara del concurso en el que entró hace algo más de un año. Así lo ha decretado el juez Pablo González-Carrero, el mismo que llevó el proceso de Fadesa, lo que supuso también el cese de Blusens Global Corporation, la matriz de la tecnológica compostelana, como administrador único de la filial.

La compañía que preside José Ramón García estuvo más de un año negociando con la banca acreedora como levantar los más de 30 millones de deuda que mantenía. Entre los acreedores estaban Popular, Bankia, Abanca, Santander y BBVA. Las entidades acabaron divididas en el análisis de la propuesta de Blusens, que había conseguido pactar hasta una quita del 65%. Fue el plan de viabilidad, que no convencía a parte de la banca, el que impidió el consenso y envió a la filial a liquidación.

El grupo trató a última hora de buscar un inversor que arreglara el entuerto, pero no tuvo éxito. La compañía podrá seguir operando, puesto que la sociedad que entra en liquidación es una filial, si bien en sus cuentas anuales, Blusens Global Corporation reconocía que era clave la superviviencia de la central de compras para el futuro de la empresa.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad