El presidente del Fuenlabrada, Jonathan Praena, en la presentación de José Ramón Sandoval

El juez instructor propone a Competición descender al Fuenlabrada

El juez Ricardo Esteban Díaz propone el descenso administrativo del Fuenlabrada mientras que el equipo madrileño denuncia ante los juzgados la provindencia

Mazazo para el Fuenlabrada y rayo de esperanza para el Deportivo de A Coruña. El juez instructor del expediente abierto al equipo madrileño, Ricardo Esteban Díaz Sánchez, ha propuesto al Comité de Competición el descenso de categoría del club presidido por Jonathan Praena así como una multa de 15.001 euros al entender que, con su actuación a respecto de los positivos en Covid-19 de parte de su plantilla, que obligaron a suspender el partido que estaba previsto para el 20 de julio, incurrió en una conducta contraria al buen orden deportivo de carácter "muy grave".

El Fuenlabrada tiene ahora diez días para recurrir la propuesta de sanción del juez federativo que, no obstante, para ser efectiva, debe ser ratificada por el Comité de Competición de la RFEF. Si el Fuenlabrada descendiese automáticamente por su comportamiento, el Deportivo podría aspirar a quedarse en Segunda División.

Conducta contraria al buen orden deportivo

Este sábado, horas antes de que se diese a conocerse esta decisión, el Comité de Competición desestimaba, por segunda vez, la recusación del juez instructor del expediente abierto al Fuenlabrada. Diaz Sánchez entiende que, con su actuación, el Fuenlabrada incurrió en una infracción disciplinaria "por conductas contrarias al buen orden deportivo de carácter muy grave tipificada en el artículo 68.1 del Código Disciplinario con multa de 15.001 euros y la sanción consistente en el descenso de categoría".

El Código Disciplinario de la RFEF especifica que las conductas contrarias al buen orden deportivo, cuando se reputen como muy graves (y siempre que no tengan que ver con actos violentos o racistas) tendrán una sanción que puede llegar a los 30.051 euros, además de distintas penalizaciones como la pérdida del encuentro, la deducción de tres puntos de la clasificación, la inhabilitación para ocupar cargos en la organización federativa, la privación de licencia (una opción que solo se contempla de forma excepcional) o el descenso de categoría, la propuesta del juez en este caso.

"La sanción que mejor sirve a los fines pretendidos es la de descenso de categoría. La conducta infractora supone una grave afectación de valores que se consideran capitales como la integridad de la competición, el buen orden deportivo, el fair play y la salud", opina el juez instructor.

El instructor propuso a finales de julio darle por perdido el partido suspendido ante el Deportivo, pero Competición lo desestimó y el partido se jugó a la espera de resolver el expediente. "La grave afectación producida a la competición solo se repara impidiendo participar en la misma a quien la causó", apunta el juez, en un expediente de 45 páginas.

"Intento de ocultar la realidad"

Como ya hizo ver con dureza en su anterior comunicado, el juez opina que el Fuenlabrada ocultó la realidad de sus casos de coronavirus y no tuvo la comunicación correcta con las autoridades (de hecho la Xunta tiene una sación en marcha). "Mucho más allá de un mero descuido o una intolerable imprudencia, la sucesión concatenada de hechos acreditados demuestra el reiterado intento por los responsables del club de ocultar la realidad de lo que venía sucediendo", apunta.

"Se trató de una actuación insolidaria, que miró exclusivamente por el propio interés del club, en detrimento del resto de actores de la competición y no haber reparado en la posible afectación a la salud de los participantes", añade

"Turbio plan criminal"

No obstante, los de Praena han reaccionado al quite. A través de un comunicado oficial, el Fuenlabrada informa de que ha denunciado ante los Juzgados de Instrucción y ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) la providencia del instructor de la RFEF que solicita su descenso administrativo. Dice el club que su intención es desmontar "un turbio plan criminal" en su contra.

El Fuenlabrada asegura que el nombramiento de Díaz Sánchez se ha hecho ad hoc contra los intereses del club, que cuenta al hijo del presidente de la La Liga, Javier Tebas, como asesor jurídico. Asegura el Fuenlabrada que el nombramiento de Ricardo Esteban Díaz Sánchez como instructor es "ilegal" y "vulnera" los artículos 405 y 406 del Código Penal y el propio reglamento de la RFEF. "Obliga a que los nombramientos de jueces los realice el presidente de la RFEF por temporada. Ricardo Esteban Díaz Sánchez no fue nombrado por temporada, sino que fue nombrado Juez Instructor de la RFEF el mismo día que se le asigna el caso contra el CF Fuenlabrada", asegura el Fuenlabrada en el citado comunicado.

"Decenas de familias y puestos de trabajo dependen de un club que está haciendo un arduo trabajo cuyos resultados sobre el césped hablan por sí solos. No vamos a aceptar que se ponga en riesgo a trabajadores y sus familias por los intereses ilícitos de unas autoridades corrompidas. Como no vamos a aceptar que se manche el nombre de nuestra ciudad y se atropelle a todos nuestros aficionados", insiste el Fuenlabrada.
 

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad