Mobilización de la CIG ante la tienda de Inditex en la Praza de Lugo de A Coruña / CIG

El juez insta a Inditex a pactar el cambio de horarios de las tiendas

El Tribunal Superior de Xustiza exhorta a la multinacional y a los trabajadores, con nueve procesos pendientes, a llegar a un acuerdo

Trabajadoras de las tiendas de Inditex volvieron a movilizarse este viernes ante varios establecimientos de la multinacional contra la modificación de horarios que aplicó la compañía con motivo de la pandemia. El sindicato convocante, la CIG, lleva tiempo protestando porque los cambios fueron aplicados de manera unilateral y solo a posteriori fueron firmados por CCOO y UGT sin mediar negociación.

El sindicato presentó nueve demandas de conflicto colectivo por lo que considera una imposición de horarios por parte de la empresa. El juicio por el procedimiento que afecta a la cadena Stradivarius se celebró este jueves. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, tras escuchar a las partes, instó a la compañía de Amancio Ortega y a los trabajadores a alcanzar un acuerdo antes de emitir su resolución y decidió aplazar unos días el resto de juicios pendientes para el resto de marcas del grupo, informa la CIG.

La central considera que Inditex debe sentarse ahora a negociar. De hecho, destaca que presentó dos propuestas a la multinacional. Por un lado, que garantice que se respetarán los horarios acordados siempre que las restricciones permitan hasta un 75% del aforo en los establecimientos. Cuando sea superior, el sindicato aceptaría “alteraciones circunstanciales de los calendarios” siempre que se respetasen unas condiciones mínimas “consensuadas” y las reducciones de jornada pactadas con las trabajadoras por conciliación.

De no ser posible solicita que se establezcan unas compensaciones para estas trabajadoras en función del perjuicio ocasionado.

Deterioro de las condiciones laborales

En la protesta de este viernes, la presidenta del comité de Zara en A Coruña, Carmiña Naveiro, criticó que, aunque las modificaciones de horarios se presentaron como algo temporal, la realidad es que se están imponiendo turnos estanco que suponen una importante pérdida de ingresos para el personal que debe elegir entre trabajar o conciliar.

Además, asegura que no se aplica en otras áreas del grupo y “no tiene otro objetivo que ahorrar dinero y aumentar la productividad en las tiendas”. “Su única finalidad es eliminar las mejoras en las condiciones laborales que fuimos consiguiendo durante años sobre nuestros horarios, calendarios y tiempo de trabajo”, recalca.  

La CIG sostiene que la modificación eliminó el día libre semanal, el límite de tardes a trabajar en la jornada semanal y el día libre de fin de semana.

Un artículo de R. Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad