El juez determinará “el alcance” de la responsabilidad de los gestores de Alimentos Lácteos

stop

Los administradores concursales les reclaman 8,1 millones de euros

Protesta de los trabajadores de Alimentos Lácteos | EFE

30 de octubre de 2013 (19:14 CET)

El juez determinará "el alcance" de las responsabilidades de los gestores de Alimentos Lácteos, en concreto del presidente y del secretario de la sociedad, a los que el administrador concursal reclama 8,1 millones de euros.

Así lo ha constatado el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, en el pleno del Parlamento, ante las preguntas del diputado de AGE Antón Sánchez, quien ha cuestionado "por qué" la Xunta de Galicia "siguió dando dinero a estos gestores", tenientes de alcalde "del Partido Popular", cuando "hubo gente" que en 2010 y desde su inicio señalaba que su plan "estaba mal planteado".

Concurso culpable


De hecho, esta es la tesis del informe del administrador, que determina como culpable el concurso de la empresa de base cooperativa, que tenía sede en la planta de Leche Pascual en Outeiro de Rei (Lugo).

En este escenario, y ante las acusaciones de Sánchez, el conselleiro ha negado que "los apoyos de Xesgalicia se utilicen para beneficiar a amigos en ningún caso". Además, en la misma línea del director del Igape, ha apuntado que "no" se puede decir que haya sido una "experiencia positiva" pero sí ha abogado por sacar "lecturas positivas de un fracaso como Alimentos Lácteos".

“Mala gestión”

El Gobierno gallego apoyó "desde un primer momento" la iniciativa
, ha explicado, con un préstamo participativo que el titular de Industria ha cifrado en un millón de euros en 2010 y una ampliación del mismo en 2012 por 2,5 millones de euros.

Además, también se dio cobertura a la firma "en los últimos meses" ante los "problemas de liquidez" que afrontaba, "porque había margen para que el proyecto tuviese continuidad", según Conde.

"Pero, lamentablemente, el proyecto no cuajó y estamos ante una liquidación desde luego no deseada por este Gobierno, pero que responde a una única situación: la mala gestión", ha resuelto el dirigente autonómico.

Fallo de gestión

El "fallo estuvo en la gestión y no en el plan de negocio", incidió, para apuntar a una coyuntura en la que detecta la "oportunidad de explorar caminos de futuro para la colaboración entre explotaciones", de modo que se puedan "posibilitar proyectos" que aporten valor añadido al sector lácteo.

"No asumimos que fuese una experiencia positiva. De eso nada", ha replicado Antón Sánchez, al indicar que la media que perdió "cada ganadero" se sitúa en torno a los 20.000 euros, hecho que "pone en riesgo" la viabilidad de explotaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad