El juez decreta embargos para una filial de Euroespes

stop

Euroespes Biotecnología elude las ejecuciones dictadas por el Juzgado de Primera Instancia de Betanzos y no aporta fondos

El doctor Ramón Cacabelos, presidente de Euroespes

A Coruña, 11 de marzo de 2015 (00:00 CET)

La aventura de Euroespes tropieza en los juzgados. La compañía liderada por Ramón Cacabelos, una de las cotizadas gallegas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB), tendrá que hacer frente tarde o temprano a los impagos de la que en su día fue una de sus filiales estrella, Euroespes Biotecnología SA, que controla de forma mayoritaria desde el año pasado. Y es que el juzgado de Primera Instancia número uno de Betanzos ha dictado embargos sobre dicha firma, cuyo pago elude la filial del grupo.

El pasado 8 de enero, el titular de dicho juzgado dictó un auto procediendo al embargo y ejecución de Euroespes Biotecnología a raíz de las acciones emprendidas por la compañía Finanzas Corporativas, proveedora de servicios de dicha empresa. En su parte dispositiva, el embargo de los bienes dictado afectaba a los depósitos bancarios y saldos en cuentas corrientes de la filial de Euroespes, así como a las devoluciones que pudiera recibir de la Agencia Tributaria.

Si menor era el importe de los bienes sobre los que pesaba el embargo, hasta sumar una cantidad de 4.840 euros de principal y otros 1.452 de intereses y costas, lo fue todavía menos el resultado de la ejecución dictado por el juez, a la vista de lo obtenido. El pasado dos de marzo, el mismo juzgado dio "por comprobada telemáticamente la recepción remitida a Euroespes con la notificación del despacho de ejecución". El juez decidió entonces extender el mandamiento de pago a favor de la entidad ejecutante, es decir, Finanzas Corporativas, por importe de 40,1 euros. Conclusión: o la filial de Euroespes es manifiestamente insolvente o, por el contrario, elude le pago de la reclamación por otras vías. Así lo entienden las fuentes jurídicas consultadas al respecto.

El control de Cacabelos

Euroespes Biotecnología está actualmente participada por Euroespes en un 89,5%, según datos del Registro Mercantil. Entre otros accionistas figuran, además, Severino Escurís Batalla y Luis Araluce López. Uno de los accionistas históricos, la familia Marchal, salió de la filial biotecnológica el año pasado. Inversora Portichol, de los Marchal, aceptó en agosto de 2014 vender el 50,5% de Euroespes Biotecnológica a la empresa matriz, Euroespes, con lo que la compañía, ahora presidida por Ramón Cacabelos, pasa a ostentar un 89,55% de la filial.

La filial de Euroespes objeto del embargo, que el año pasado contaba con un patrimonio de 2,5 millones y acumulaba un resultado negativo de 763.000 euros, es clave para la matriz ya que atesora la mayor base privada de datos genéticos de España, con cerca de 10.000 muestras y referencias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad