La abogada Antonia Magdaleno trabajó para la administración concursal de Martinsa-Fadesa

El juez de Fadesa pide cuentas a la administradora condenada a prisión

Antonia Magdaleno, con una pena de cuatro años de cárcel, solicita el indulto y el juez le pide que explique su gestión en el concurso de Martinsa-Fadesa

Antonia Magdaleno Carmona vive los que pueden ser sus últimos días en libertad. A la hasta ahora administradora concursal de Martinsa-Fadesa, condenada por el Tribunal Supremo a cuatro años de cárcel por una estafa de 4,7 millones de euros al despacho para el que trabajaba, le crecen los frentes judiciales que tiene abiertos. Y sigue con un pie en la cárcel.

La abogada, que en noviembre vio cómo el Tribunal Supremo la condenaba a cuatro años por estafa y apropiación indebida en las minutas y honorarios de los concursos de acreedores de Martinsa-Fadesa y Urazca, ha logrado sobre la bocina un aplazamiento de su ingreso en prisión. La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia ha postergado su ingreso hasta el próximo 23 de abril, al haber alegado la abogada graves asuntos de índole familiar.

A las puertas de la cárcel

Gana así tiempo Antonia Magdaleno para solicitar el indulto, proceso para el cual ya está recabando firmas y apoyos. A la vez, negocia con el bufete Broseta Abogados, para el que trabajaba y al que estafó el reintegro de las cantidades defraudadas, como solicitaba el Supremo en su sentencia.

Por el concurso de Martinsa, del que se cumplen diez años, Magdaleno cobró 7,8 millones de euros y ordenó que el despacho le facturase solamente 3,3 millones. En el de Urazca, que había sido previo, percibió 1,4 millones, e indicó que le facturasen 589.778 euros, según los hechos probados de la sentencia. Antonia Magdaleno había asumido como propia la administración concursal de ambas empresas, alterando los cobros para el despacho del que era socia.

Rendición de cuentas sobre Martinsa

Pero esto no es todo en el vía crucis judicial de Magdaleno. El titular del Juzgado de lo Mercantil número uno de A Coruña, del que depende la liquidación de Martinsa, ha dictado un edicto por el cual separa a Antonia Magdaleno de la administración concursal de la constructora, función que compartía con otros dos administradores.

Además de apartarla del caso, el juez de lo Mercantil también ordena a dicha administradora concursal "que en el plazo de un mes proceda a rendir cuentas de su actuación hasta este momento". Martinsa se encuentra actualmente en proceso de liquidación, diez años después de haber entrado en concurso de acreedores.

La decisión del juez, que afecta también a varias filiales de Martinsa en concurso (Town Planing Consultores, Fercler, Jafemafe e Inmobiliaria Marplus), se ha publicado este lunes en el BOE, aunque el edicto data del pasado 24 de enero, varios meses después de la sentencia firme del Supremo por fraude contra la abogada.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad