El jefe de la patronal eólica gallega echa el cierre a sus consultoras energéticas

stop

El secretario general de EGA, Íñigo Muñiozguren, desvincula del parón del sector la liquidación de dos firmas de ingeniería y asesoramiento

Íñigo Muniozguren, segundo por la izquierda, en una reunión de la patronal eólica con el conselleiro Francisco Conde

en A Coruña, 16 de febrero de 2016 (02:38 CET)

Tiempos de mudanza en el sector eólico gallego. El secretario general y cabeza visible de la patronal EGA, el abogado Íñigo Muniozguren, ha activado la liquidación de dos de sus empresas consultoras, relacionadas con servicios auxiliares del propio negocio del viento, como la ingeniería integral, la gestión global de terrenos y el desarrollo de proyectos topográficos y cartográficos. Otra de las patas empresariales de las consultoras de Muñiozguren era la adquisición de terrenos rústicos y urbanos, planes urbanísticos y compraventa de inmuebles. 

De esta forma, el máximo responsable de EGA, una patronal muy activa en la defensa de sus asociados, ha procedido con el arranque del año a la liquidación voluntaria de Albero Energía, ubicada en Santiago, y de Dopo Vivere, dos sociedades limitadas de las que era administrador único, según datos del Registro Mercantil. Muniozguren también fue en su día secretario del consejo de administración de Paravento SL, una firma ubicada en Lugo y dedicada a la explotación de parques eólicos. 

Despacho profesional

El secretario general de la patronal desvincula del parón del sector eólico la liquidación de ambas empresas, operación que Muniozguren circunscribe exclusivamente al ámbito de cambios en su actividad profesional. "Soy abogado, y me quiero centrar en esto, de ahí que se hayan liquidado esas empresas, una de las cuales apenas tenía ya actividad", asegura. "Me centro en mi profesión, nada más", explica. 

Dopo Vivere, con base en Santiago, se dedicaba a la consultoría, asesoramiento, negociación y prestación de servicios en general, relacionados con la adquisición de terrenos rústicos y urbanos. Fue constituida en noviembre de 2008, un mes antes de que el bipartito procediera a la adjudicación de 2.325 megavatios que finalmente fue suspendida por la Xunta del PP, cuando Núñez Feijóo llegó a San Caetano.

Albero Energía, por su parte, había comenzado su actividad con anterioridad, en 2006. La Asociación Eólica de Galicia que dirige Muñiozguren se funda en 1997 por iniciativa de diez empresas que constituyen el 90% de la promoción eólica en Galicia. La potencia total instalada ese mismo año por el conjunto de miembros de la asociación era de 2.414,92 megavatios repartidos por las cuatro provincias gallegas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad