El intento por levantar la huelga de los estibadores termina en fracaso

stop

El Estado recuerda que la reforma del sector tiene que realizarse para evitar sanciones de la Unión Europea

Vista del Puerto de Valencia. / EFE

Barcelona, 10 de febrero de 2017 (19:00 CET)

La huelga de los estibadores está más cerca. La primera reunión entre Fomento, la patronal y los sindicatos para negociar la reforma del modelo de la estiba terminó sin acuerdo, y hay pocas esperanzas que el próximo encuentro, para el martes 14, pueda aportar alguna solución. De ser así, los días 20, 22 y 24 de febrero se realizarán los paros parciales programados.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, recordó que la reforma del sector se debe a que España tiene que cumplir con una sentencia condenatoria del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de diciembre de 2014. Su tramitación será por un decreto ley, y luego se deberá convalidar por el Congreso.

Los sindicatos reclaman que se forme un registro de trabajadores, lo que es rechazado por la Comisión Europa (CE), y según Gómez-Pomar, esta es una de las "líneas rojas" que ha marcado el organismo europeo.

Los representantes de los estibadores también pidieron que en las negociaciones participe algún miembro de la CE, para verificar si el nuevo modelo cumple con la sentencia, lo que también es descartado por el representante del Gobierno.

La reforma corre con los tiempos en contra: el 17 de febrero tiene que aprobarse en el Consejo de Ministros, para evitar la anunciada sanción de la Unión Europea.

Por su parte, la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) ha denunciado que los estibadores han bajado en los últimos días su rendimiento un 70 % y el portavoz de su asamblea, Juan Aguirre, ha hecho un llamamiento a los trabajadores a que cesen esas "huelgas encubiertas", tras la apertura de la negociación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad