El Igape congela las ayudas a Ferrolterra: tiene 45 millones y no financia a nadie

stop

Los fondos de reindustrialización designados por Industria para las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal han respaldado un proyecto en 2014 y ninguno en 2015, pese a su millonario presupuesto

Javier Aguilera en la presentación de la convocatoria 'Reindus' ante los empresarios

en A Coruña, 26 de agosto de 2015 (02:55 CET)

Las millonarias ayudas de reindustrialización, columna vertebral del bautizado como Plan Ferrol, han pasado de puntillas por Ferrolterra. Como un suspiro. A pesar de la grandilocuente puesta en escena de su convocatoria, siempre con un representante del Igape y otro del Ministerio de Industria anunciando cada año un presupuesto de 45,5 millones para financiar proyectos industriales, la repercusión en la comarca de Ferrol, Eume y Ortegal –las tres zonas designadas en la convocatoria pública-- está siendo nula. Mala noticia para un territorio golpeado por el paro tras la parálisis del sector naval y pendiente de una reactivación económica que se diseñó en parte a cargo de estos fondos.

Pero en las dos últimas convocatorias, apenas hubo a qué hincarle el diente. En 2014, el Ministerio de Industria otorgó una ayuda de 803.250 euros a García Forestal S.L. para un proyecto de valorización de biomasa [Consulte la resolución]. La dotación de las ayudas Reindus era de 45,5 millones. En 2015, con el mismo presupuesto, la convocatoria quedó desierta, con dos proyectos rechazados, el de una maderera del grupo Tojeiro, Eume Maderas; y el de la empresa Ferrol Biocarburantes [Consulte la resolución].

El grifo ya se estaba cerrando en 2013

Esta última resolución está todavía pendiente de alegaciones, pero de consumarse, dejaría dos años sin apenas aportación para las tres comarcas en plena época de vacas flacas, tanto en lo referente al impulso industrial de la zona como a la generación de empleo. El año anterior, en 2013, las ayudas concedidas alcanzaron los 12,2 millones de euros, para empresas como Gamesa, la propia García Forestal, Xaraleira SL o Procesoil [Descargue el documento].

Aunque es el Ministerio quien reparte las ayudas, un convenio firmado con el Igape otorga a este último la intervención en el proceso para "la elaboración de los informes técnicos de los proyectos presentados, que son necesarios para la aprobación del proyecto por parte del Comité de Evaluación y Seguimiento, y en la valoración de dichos proyectos. En términos generales ambos organismos conocen tanto la ejecución de los proyectos como la justificación de las ayudas", según la evaluación del programa realizada por Hacienda, que añade esta excepción en el caso de Galicia.

Las ayudas llegan al Parlamento

Para justificar la sequía de los últimos años, la Xunta alegó que no había proyectos de calidad y viables entre los presentados a la convocatoria. Los empresarios de las comarcas vienen demandando desde hace tiempo que se modifiquen las bases y que se aligere la pesada burocracia en la concesión de las ayudas. En esta ocasión, el asunto llegará al Parlamento.

El portavoz del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha presentado una pregunta parlamentaria para pedir explicaciones de por qué ha quedado desierta una convocatoria con más de 40 millones en fondos para la industria, que se vehiculizan a través de préstamos blandos o a fondo perdido, y que pueden incluir dinero procedente de Bruselas.

Proyectos "especulativos" 

A jucio del parlamentario socialista, se produce un doble efecto que ahoga la inversión pública, por un lado "la paralización" de la propia inversión de la Xunta y del Igape; y por otro, las partidas presupuestadas "que no se ejecutan". Para el programa de reindustrialización, insiste en que ha habido un "funcionamiento clientelar dirigido por altos cargos del Partido Popular", que destinaron fondos a proyectos "que no se pusieron nunca en marcha" y a otros "proyectos especulativos en el Puerto de Ferrol".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad