El Igape cierra el grifo con recortes en todos los programas de ayudas

stop

Las inversiones para internacionalización se redujeron más de la mitad, los créditos a pymes pasaron de 371 en 2014 a 17 en 2015; se concedieron 18 ayudas a emprendedores, frente a las 72 del año anterior

Javier Aguilera, director del Igape

en A Coruña, 30 de julio de 2016 (23:25 CET)

La austeridad se enquista en el Igape, organismo que sufrió un severo recorte en su dotación a lo largo de la crisis económica. Manejó unos fondos de 83,5 millones en 2015, cifra similar a la del curso anterior, pero lejos de los 133,7 millones de los que dispuso en 2013 y más lejos todavía de las dotaciones de los años anteriores. La caida estuvo provocada en parte por la suspensión de una línea de préstamos financiada por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que había sido estructural en la actividad del organismo dependiente de la Consellería de Economía.

Según recoge el informe A Economía Galega de Afundación, dirigido por el ecomista Alberto Meixide, en todas las intervenciones del Igape se concedieron ayudas por valor de 11,7 millones y 14,7 millones en préstamos, frente a la aportación de 33,9 millones del ejercicio anterior, según datos recogidos por el mismo informe. 

El problema del déficit y de políticas inadecuadas

"El cumplimiento de los objetivos de déficit por parte de la Administración autonómica, las dificultades para adecuar las políticas ofertadas a una economía aún muy castigada por la crisis, el inicio de un nuevo periodo de planificación en la política regional europea, los problema del BEI son, entre otros, argumentos que pueden ayudar a comprender el porqué del gasto tan escaso realizado por el Igape", expone el estudio.

Recuerda, además, que el presupuesto para la articulación de sus políticas, 83,5 millones, es muy superior al gasto ejecutado. Y que en las cifras se incluyen actuaciones que gestionó el Igape, pero que no son propiamente suyas, sino de otros organismos (incentivos regionales, créditos ICO...).

Caída de la financiación a pymes

El estudio desgrana la actividad por programas del organismo que dirige Javier Aguilera. Respecto al programa de microcréditos con fondos del ICO, la concesión cayó drásticamente. El Igape pasó de subvencionar 233 préstamos por un total de cuatro millones en 2014 a 124 préstamos por valor de 1,69 millones.

En los créditos para pymes, del mismo programa pero con una cuantía superior (más de 25.000 euros), los resultados fueron aún peores. Solo se apoyaron 17 solicitudes, frente a las 371 de 2014, "con una subvención de 155.900 euros, frente a los 3,3 millones de 2014", explica el estudio.

La internacionalización se centra en el textil

El informe también detecta una notable desaceleración en los incentivos a la internacionalización desarrollados en base al programa Estratexia de Internacionalización da Empresa Galega 2020, dotada con 50 millones entre 2015 y 2016.

En 2014, la inversión del Igape en esta materia había ascendido a 4,3 millones, con un importe subvencionable de siete millones. En el último ejercicio, sin embargo, las cuantías se redujeron más de la mitad, con una inversión de un millón de euros y una base subvencionable de 2,2 millones.

Más de la mitad de los fondos ejecutados en esta línea se destinaron al sector textil.

En cualquier caso, recuerda el informe, el organismo adscrito a Economía mantiene colaboraciones de ayuda a la internacionalización con las Cámaras de Comercio (misiones comerciales) y la Confederación de Empresarios de Galicia (red Pexga).

Las ayudas a emprendedores quedan en nada

El Igape mantiene activa la línea de apoyo emprendedores denominada Galicia Emprende, pero tampoco esta se libro de un recorte en la ejecución de gasto. Y fue un tijeretazo considerable.

El programa se fundamente en subvenciones a fondo perdido para la inversión productiva comprendida entre los 25.000 y los 150.000 euros. En 2015 se aprobaron 18 solicitudes frente a las 72 de 2014. La partida ejecutada ascendió a 324.479 euros. El año anterior fueron 2,2 millones.

Vuelve el dinero de Bruselas, pero con retraso

Los préstamos y avales siguen siendo la principal herramienta del Igape para la dinamización económica. Respecto a los segundos, se apoyaron 126 solicitudes con un importe de 5,5 millones.

Los préstamos conocidos como Jeremie (con fondos europeos) estuvieron condicionados por los retrasos en su aplicación. El Igape dispone de 23 millones presupuestados,14,5 millones corresponden a la anualidad de 2015 y 8,5 millones a la de 2016.

El programa comenzó a ejecutarse en noviembre del año pasado por lo que los resultados son escasos, explica el informe. En todo caso, detecta la concesión de préstamos por valor de 10,7 millones.

La evaluación sobre el primer semestre de 2016 será clave para determinar el éxito del programa, pieza estructural de la actividad del Igape.

Sin subvenciones a la mediana y gran empresa

El Igape solía complementar su actividad de financiación a empresas --avales, préstamos y ayudas a los créditos-- con líneas similares a las de los incentivos regionales, subvenciones a fondo perdido para la inversión productiva. Por ejemplo, en 2014 se concedieron 11,4 millones a través del programa Galicia Inviste.

"En 2015 es la primeira vez que el IGAPE no mantiene una línea de similares características, razón por la cual, las ayudas a los proyectos que requieran de cierta inversión quedaron reducidas a incentivos regionales, línea con la que, solo se apoyó un proyecto, circunstancia que sugiere una carencia en Galicia de inversiones cuya dimensión pueda generar efectos dinamizadores en su entorno y favorecedores de la internacionalización de la economía", explica el estudio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad