El Igape bloquea ante el juez la venta de Blusens Technology

stop

Una alegación de la Xunta, que tiene derecho de prenda sobre la marca Blusens, frena el traspaso de la central de compras al fondo norteamericano G53; tres años después de entrar en concurso, la empresa planteará una nueva oferta para traspasar la unidad productiva

Pantalla con una imagen de José Ramón García, presidente de Blusens / EFE

en A Coruña, 30 de septiembre de 2016 (00:51 CET)

En octubre de 2013, la central de compras de la tecnológica compostelana Blusens entraba en concurso de acreedores, víctima de una caída de facturación y del cortocircuito del crédito bancario en medio de la crisis económica.

Han pasado casi tres años y Blusens Technology continúa en suspensión de pagos, después de que naufragase una oferta en firme por la central de compras que había obtenido el visto bueno de la administración concursal. El comprador era el fondo norteamericano G53, con quien la empresa compostelana, en su momento emblema de las tecnológicas gallegas, ha alcanzado un acuerdo estratégico que le permite ganar músculo financiero y corregir la dependencia de los bancos.

Venta frustrada

La oferta no llegó a buen puerto, informan en Blusens, por una alegación del Igape, que según la compañía fue el único acreedor que se opuso a la venta. El organismo dependiente de la Consellería de Economía tiene reconocido en el proceso concursal un crédito contingente con la clasificación de privilegiado.

Es consecuencia de un aval de hasta 5,4 millones, que el Igape concedió admitiendo como garantía una hipoteca sobre la marca corporativa Blusens. Como la venta se producía por la totalidad de la unidad productiva, incluída la marca, el juez atendió la petición del Igape y desautorizó la operación.

Nueva oferta

En un auto del Jugado de lo Mercantil número 1 de A Coruña fechado el 29 de abril de este año, también se resgistran alegaciones por parte de la Tesorería General de la Seguridad Social, si bien en Blusens aseguran que la único oposición actual es la del Igape. Este medio contactó con el organismo que dirige Javier Aguilera, que solicitó más tiempo para responder.

La empresa está valorando ahora presentar una nueva oferta que permita dar una solución al atasco. Las opciones que baraja son ofrecer una cantidad para levantar la hipoteca, una especie de compensación, o hacer una oferta sobre la unidad productiva que no conlleve el traspaso de la marca.

Sigue al día en las nóminas

"En este momento, no se descarta ninguna fórmula", explica José Ramón García, presidente de Blusens. "Podemos operar bajo una marca distinta, pues ya estamos operando con varias, o podemos alquilar la marca. Se presentará una oferta vía venta de unidad productiva pero cambiando algunas cosas respecto a la inicial", expone.

García asegura que "la empresa sigue al día en nóminas y operando tras casi tres años en situación concursal". "Seguimos vendiendo producto y pagando las nóminas, seguimos al día con acreedores y sin tener financiación, que buscamos por otra vía y la conseguimos", concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad