El hombre que capitaneó la expansión de Adolfo Domínguez abandona el grupo

stop

Fernández Novo dice adiós a la textil, que amplía su capital en 500.000 euros para que su nuevo director general suscriba acciones

Adolfo Domínguez

29 de octubre de 2012 (21:48 CET)

La semana arrancó con una notificación de Adolfo Domínguez a la CNMV. La textil ampliaba su capital en 500.000 euros con el fin de que su nuevo director general, Estanislao Carpio Martínez, pueda suscribir acciones de la compañía. Sin embargo, entre los otros puntos de la comunicación destacaba uno en especial. La marcha de la compañía del consejero ejecutivo Juan Manuel Fernández Novo “por razones personales”.

La noticia fue toda una sorpresa para la plantilla de Adolfo Domínguez en la planta que posee en el polígono de San Cibrao das Viñas, en Ourense. Fernández Novo era un histórico de la firma del modisto gallego, para muchos, uno de los principales responsables del despegue en los ochenta y noventa de la compañía textil. Él era el hombre que llevaba los números de la compañía y, durante años, director financiero del grupo.

El 'hombre fuerte' que dejó de serlo

Fernández Novo fue siempre uno de los “hombres fuertes” de Domínguez, también uno de los más fieles. De hecho, Sociedad Textil Lonia, la empresa que fundaron en el 97 los hermanos del modisto Jesús, Francisco Javier y Josefina, trataron de ficharlo sin éxito.

“A pesar de que fue un hombre muy importante en la expansión de Adolfo en la época de la arruga ya hacía tiempo que no se le podía considerar un 'hombre fuerte'. Era un consejero, como los demás. De hecho, no estuvo presidente en las negociaciones cuando se aplicó el expediente de regulación este año y se bajó el sueldo a toda la plantilla”, indican representantes sindicales de la firma de moda.

Plan estratégico


De este modo, sin Fernández Novo en la recámara, y con Estanislao Carpio (ex de Camper) como nuevo director general, la entidad sigue adelante con su plan estratégico para reimpulsar las líneas de negocio, después de cerrar un 2011 con nueve millones en números rojos y tener que haber acometido un ERE a 50 trabajadores en Ourense y una reducción de sueldo que va desde el 3% al 15% a toda la plantilla. (Una reducción que espera reintegrarse cuando la compañía mejore).

Fuentes cercanas a la empresa han asegurado que, por el momento, el plan estratégico va “por buen camino”, si bien la apuesta pasa por potenciar el mercado internacional que está cosechando mejores resultados que el español.

El 5% de Novagalicia


Con todo el grupo tiene ante sí otros retos pendientes que podrían derivarse, como se especula, de la posibilidad de que Novagalicia Banco se deshaga del 5% que posee de la compañía textil.

Según el portal modaes, Domínguez y el presidente de NCG Banco, José María Castellano, estarían negociando para que la salida del banco afecte lo menos posible a la firma de moda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad