El Grupo Tojeiro sale al rescate de sus filiales madereras en pérdidas

stop

Intasa, de la que el propietario de Gadis tiene un 67%, plantea a sus accionistas “restablecer el equilibrio patrimonial”, dentro de una división que perdió casi 26 millones en 2012

X. R. Moscoso

Roberto José Tojeiro y el parque de almacenaje de Forestal del Atlántico | EFE
Roberto José Tojeiro y el parque de almacenaje de Forestal del Atlántico | EFE

14 de mayo de 2014 (21:38 CET)

El Grupo Tojeiro ha activado un discreto proceso de saneamiento de sus filiales madereras, que acumulan pérdidas durante los últimos años, propiciadas en gran medida por la caída de la demanda que, como auxiliares de la construcción que son, ha provocado en sus cuentas el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. El grupo, propietario de Gadis y accionista de referencia de Reganosa, comienza el saneamiento por Industrias del Tablero (Intasa). Unemsa, Impregnaciones Melamínicas Gallegas, Galparquet y Rechapados del Eume son otras de las filiales de Tojeiro que arrastran números rojos.

En su conjunto, las filiales de Tojeiro dedicadas a sector forestal suman unas pérdidas superiores a los 25,8 millones de euros solo en 2012. El consejo de administración de Intasa, en la que el grupo presidido por Roberto José Tojeiro Rodríguez tiene un 67,2%, ha convocado junta general para el próximo 12 de junio, y en el orden del día de la convocatoria se encuentra, además del cese de un miembro del máximo órgano de gestión, la “adopción de medidas para restablecer el equilibrio patrimonial y cobertura de las necesidades financieras” de la compañía.

La filial, con sede en San Sadurniño, registró unas pérdidas de 13,3 millones de euros en el 2012, según se recoge el propio grupo en el balance consolidado de Gallega de Distribución (Gadis). Intasa fue ese año, último del que hay cuentas presentadas, la filial maderera del Grupo Tojeiro que registró mayores números rojos.

Los números rojos se multiplican

Intasa se decida a la fabricación y comercialización de tablero de fibra, y no es la única filial del grupo en problemas. Unión de Empresas Madereras (Unemsa), con sede en Coristanco y centrada en la elaboración y comercialización de tablero aglomerado desnudo y melamínico, apuntó en el balance de Gadis unas pérdidas de 4,9 millones de euros en 2012. El grupo tiene una participación, tanto directa como indirecta, del 70,6% en Unemsa, que está considerada una sociedad dependiente de Gadis.

A las pérdidas de Unemsa se unen las de Galparquet, que declara unos números rojos de 5,4 millones; Rechapados del Eume, con 1,6 millones de resultado negativo, e Impregnaciones Melamínicas Gallegas, con 606.000 euros de pérdidas. La excepción de la división maderera del grupo es Forestal del Atlántico, que combina su actividad de fabricación de colas y el almacenamiento de hidrocarburos. Esta firma, de la que el grupo tiene un 80%, ganó 2,1 millones al cierre de 2012.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad