El Grupo Tojeiro activa la cuarta reducción de capital para rescatar a su división maderera

stop

Los accionistas de Unemsa y Galparquet, dos de las filiales del propietario de Gadisa, aprueban una nueva operación para enjugar los números rojos

Fábrica de Intasa en San Sadurniño

en A Coruña, 07 de mayo de 2015 (04:15 CET)

A pesar de los síntomas de recuperación que empieza a dar el sector forestal gallego, la caída de la construcción ha dejado muchas heridas abiertas en la división maderera del Grupo Tojeiro, los propietarios de Gadisa. Unión de Empresas Madereras (Unemsa) y Galparquet se han sumado a los problemas que arrastra otra de las filiales del área de negocio, Intasa, y han activado una nueva reducción de capital para enjugar pérdidas y restablecer el equilibrio patrimonial.

Es la cuarta que ejecutan entre las dos empresas desde 2013 y todas con el mismo objetivo, pues los balances anuales siguen dejando tras de sí números rojos. Entre Intasa, Unemsa, Impregnaciones Melamínicas Gallegas, Galparquet y Rechapados del Eume acumulaban a cierre de 2012 pérdidas por valor de 25 millones.

Llueve sobre mojado en Coristanco

Unemsa, con sede en Coristanco y centrada en la elaboración y comercialización de tablero aglomerado desnudo y melamínico, ha acordado reducir el capital social en 7,3 millones, una cifra considerable, tras la que el capital social de la empresa se reducirá hast alos 3,9 millones.

"El importe de la reducción se aplica a compensar los resultados negativos de ejercicios anteriores en el importe de 5.231.570,43 quedando reducido su saldo a cero", según consta en el Registro Mercantil, mientras que el resto de la reducción se destinará a compensar las pérdidas del último ejercicio, pero solo parcialmente. Unemsa compensará 2,1 millones, pero todavía le quedará una mochila de 5,6 millones en números rojos de su último balance.

En 2014, Unemsa también realizó una reducción de capital para corregir pérdidas, a través de la reducción del valor nominal de las 613.174 acciones hasta los 18,33euros, que ahora se quedan en 12,2.

Sin margen en As Pontes

Galparquet es la fábrica de revestimientos de parqué de tarima flotante que el grupo tiene en las instalaciones de As Pontes, donde también la filial Gallega de Contrachapados, ambas en el polígono de Penapurreira. Galparquet ha seguido el mismo camino que Unemsa y ha activado una reducción de capital de 2,7 millones "con la finalidad de compensar pérdidas y restablecer el equilibrio patrimonial". El importe deja prácticamente limpia a la filial de números rojos, al limpiar las pérdidas acumuladas de poco más 22.000 euros de ejercicios anteriores y los 2,7 millones negativos del resultado de 2014.

No queda mucho más hilo del que tirar en la empresa. El capital social ha quedado reducido a 77.781 euros tras las dos últimas reducciones, la anterior ejecutada en 2013 por valor de 8,5 millones y con el mismo objetivo de compensar pérdidas y restablecer el equilibrio patrimonial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad