Manuel Rodríguez, presidente de Metalships y Grupo Rodman

El Grupo Rodman endereza el rumbo: reduce pérdidas a la tercera parte

Los resultados consolidados del Grupo Rodman presentan un aumento de ingresos, hasta los 57 millones, y unos números rojos que caen por debajo de los cinco

Manuel Rodríguez ha dado un golpe de timón a los resultados del grupo que controla. El holding propietario de Rodman Polyships ha logrado incrementar sus ventas, aunque no ha sido suficiente para dejar los números rojos. Al menos, al cierre de 2019. La compañía ha incrementado sus ingresos hasta los 56,7 millones, ligeramente por encima de los 52,2 facturados un año antes, y ha reducido a la tercera parte sus pérdidas.

De acuerdo con los resultados consolidados de Abada, el holding del constructor naval, en los últimos ejercicios la actividad del grupo, asociada principalmente a nuevas construcciones de buques y embarcaciones, se redujo de manera significativa, lo que ha provocado que en al cierre de 2019 presente unas pérdidas antes de impuestos de cinco millones de euros, una fuerte reducción, sin embargo, frente a los números rojos de 16,4 millones firmados un año antes.

El holding Abada

Abada, sin embargo, presenta una sólida posición patrimonial y un fondo de maniobra positivo por importe de 24,6 millones de euros, en línea con los 25,7 millones del ejercicio precedente. Como grupo familiar, Manuel Rodríguez controla con sus hijos el accionariado de un holding del que cuelgan varias filiales: Metalships & Docks, Rodman Polyships, Neumáticas de Vigo, Rodman USA, Rodman Lusitania y la sicav Suevia Inversiones.

Como grupo, Abada ha desarrollado cuatro grandes líneas de negocio: construcción de embarcaciones de náutica de recreo, de náutica profesional, construcción de embarcaciones de acero e inversiones patrimoniales.

De la náutica de recreo a las reparaciones

Las ventas en el sector de náutica de recreo han aumentado desde los 1,9 millones de euros de 2018 hasta los 3 millones alcanzados en 2019. Pero no parece suficiente para los gestores. “La evolución del mercado náutico en los países donde nuestra presencia está más consolidada ha desfavorecido la marcha de las ventas del grupo durante el ejercicio”, explica la compañía en su memoria.

En cuanto a la náutica profesional, la cifra de negocios ha disminuido un 40%, situándose por primera vez por debajo de los 5 millones de euros en 2019 (6,7 millones de euros en 2018). No obstante, 2019 también ha sido el año en el que se han visto materializados los esfuerzos de consecución de contratos de ejercicios precedentes, detalla. De este modo, la cartera de pedidos en este sector se ha triplicado respecto al mismo periodo de 2018, situándose en 26,6 millones de euros,

En cuanto a la actividad de preparaciones, podemos afirmar que ha sido un año razonablemente bueno, explica el grupo de Manuel Rodríguez, con un nivel de ocupación realmente notable (92,6%) y un margen de contribución ligeramente superior al presupuestado, “pero no hemos encontrado un segundo dique que se adapte a nuestras necesidades, con lo que no hemos sido capaces de absorber la totalidad de los costes fijos correspondientes a la actividad, si bien el cash-flow anual ha sido ligeramente positivo”. El número de empleados a 31 de diciembre del 2019 asciende a 229 personas.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad