El grupo peruano Martin inyecta tres millones para relanzar Tablicia

stop

La fábrica de Nadela, que operará bajo la firma Tableros Hispanos, acumula casi dos años de parón

Protesta de trabajadores de Tablicia

20 de febrero de 2014 (22:03 CET)

Los ex trabajadores de Tablicia cuentan las horas para regresar a sus puestos y volver a fabricar los tableros que convirtieron a la fábrica de Nadela (Lugo) en un referente del potente sector gallego, que cuenta con ilustres actores como Finsa o Losán. El grupo peruano, Representaciones Martín, apura los pasos de su aterrizaje en Galicia, que se está alargando más de lo previsto. En buena parte, debido a una reclamación de la Seguridad Social, que pedía al grupo que asumiera la deuda contraída con los anteriores gestores.

Solucionado el asunto sin más quebranto para la compañía, Representaciones Martín ha constituido en Lugo la sociedad con la que operará en Galicia y en España, Tableros Hispanos SL. La empresa que marcará la nueva etapa de Tablicia contará con un capital inicial de tres millones de euros, según consta en el Registro Mercantil.

25 trabajadores reincorporados

De esta manera, el grupo suramericano habrá destinado a su desembarco en Tablicia 5,5 millones, tras hacerse con la planta en una subasta en el Juzgado de lo Mercantil de Lugo por 2,5 millones.

Desde entonces se ha especulado con que sería a comienzos de este año cuando los paneles de melamina lucenses regresaran al mercado. Será más tarde. En principio, esta primavera. Por el momento, trabajan en la fábrica 25 personas que se encargan del mantenimiento de la planta, el engrasado de las máquinas y, en resumen, en poner a punto las instalaciones para reanudar la producción.

Empleo y exportación

Todos los trabajadores son ex empleados de Tablicia, que vieron como la antigua empresa entraba en liquidación condenándolos a la cola del paro. La previsión del grupo peruano es incorporar a la anterior plantilla de Nadela, entre 100 y 115 trabajadores. Dependerá, según fuentes sindicales, del ritmo de producción. La empresa podría optar por hacer dos turnos o cuatro, trabajando también por la noche, lo que implicaría más contrataciones.

Si las previsiones se cumplen, la nueva Tablicia destinará la mayor parte de sus paneles a la exportación, en un momento de serias dificultades para la industria maderera en Europa. Según los sindicatos, Perú será el mercado de referencia, donde se destinará entre el 60 y el 70% de la producción gallega.

Hacia los dos años de parón

La planta de Nadela cerró sus puertas en abril de 2012. Se acerca a los dos años de parálisis aunque los trabajadores, que ahora realizan tareas de mantenimiento, aseguran que está en buen estado. La empresa lucense de tableros aplicó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), entró en concurso y se precipitó hacia la liquidación.

De ese proceso emergió Representaciones Martín y también el gigante austriaco Kronospán, la amenaza de Finsa, que se hizo con una filial de Tablicia ubicada en Benavente, Interpanel.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad