El grupo italiano que quebró Privilege, condenado a pagar más de un millón a Xesgalicia

stop

La Audiencia Provincial de A Coruña tumba un recurso de la multinacional Quarella y da la razón al fondo del Igape

Manifestación de los trabajadores de Privilege en Narón

en A Coruña, 07 de octubre de 2015 (20:54 CET)

La ley comienza a reconstruir historias de quiebras y suspensiones de pagos que han sacudido Galicia en estos años de crisis. Un ejemplo está en Privilege, la fábrica de tablero de cuarzo compacto ubicada en Narón e impulsada en su día por el grupo italiano Quarella con apoyo de la Xunta, a través de Xesgalicia. Ahora, la Audiencia Provincial de A Coruña pone las cosas en su sitio y obliga a la multinacional italiana a pagar 1,2 millones de euros al brazo inversor del Igape, así como los intereses legales generados desde 2011.

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, en una sentencia fechada el pasado mes de julio, desestima el recurso de apelación interpuesto por Quarella SPA, confirmando la sentencia de junio del año pasado dictada por el Juzgado de Primera Instancia número cinco de Santiago. Esa sentencia estimada la demanda interpuesta por Xesgalicia contra Quarella, al condenar a la multinacional italiana "a otorgar la correspondiente escritura pública de compraventa de un total de 19.983 acciones de Privilege, y a pagar a la demandante la cantidad de 1,2 millones de euros en concepto de precio pactado".

Pacto de recompra

La clave, según los hechos probados, está en el incumplimiento de Quarella, a través de Privilege, de recomprar las acciones adquiridas en su día por la sociedad de capital riesgo Sodiga, dependiente de Xesgalicia. El pacto establecía que, transcurridos siete años desde la entrada en su capital por parte del brazo del Igape, que se produjo en 2003, Privilege recompraría las acciones de Sodiga, lo cual incumplió la filial de la multinacional italiana.

En sus fundamentos, la decisión de la Audiencia Provincial de A Coruña señala que se trata de "un negocio jurídico de promesa de venta de acciones o precontrato", regulado en el artículo 1451 del Código Civil. Por este acuerdo, "Quarella o la propia Privilege se obligaron a comprar a Sodiga, representada por Xesgalicia, la totalidad de las acciones de Privilege adquiridas por esta entidad en la ampliación de capital, obligación de compra que se realizaría, a instancia de Sodiga o de los compradores, una vez transcurridos siete años a contar desde la fecha del 17 de octubre de 2003".

Sin inscripción en el registro

El grupo italiano había recurrido la decisión del juzgado apelando a "la vocación de permanencia de Xesgalicia en el proyecto y a la imposibilidad de ir en contra de sus propios actos", así como a la inexistencia del objeto del pacto de recompra "al no haberse inscrito la ampliación de capital en el Registro Mercantil en el momento de la firma de dicho pacto e imposibilidad de cumplimiento".

Después de muchos avatares judiciales, los extrabajadores de Privilege lograron sacar la compañía del concurso de acreedores al que, de manera voluntaria, la había llevado el grupo italiano en febrero de 2012. Lo hicieron a través de la constitución de otra empresa. Inicialmente, contaban con el apoyo del Igape para reflotar la fábrica de cuarzo compacto ubicada en Narón.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad