El grupo de iluminación Rafael Tormo, en concurso de acreedores

stop

FALTA DE RECURSOS ECONÓMICOS

16 de diciembre de 2011 (11:32 CET)

La crisis del ladrillo sigue atizando duros golpes. La Comunidad Valencia es una de las grandes afectadas por la burbuja inmobiliaria que ha arrastrado a su paso a promotoras, constructoras, y a múltiples empresas cuyo sector está relacionado con el negocio del brick, como las fábricas de muebles y de iluminación. La última en caer ha sido Lámparas Rafael Tormo, una compañía que lleva desde hace tres años con descensos notables en volumen de ventas.

La falta de liquidez en la caja ha conducido a la compañía, con sede central en Xàtiva (Valencia) y una red de tiendas que se extiende a Castellón y A Coruña, a retrasar el pago de las nóminas de los 21 trabajadores de la plantilla. “Desde julio estábamos cobrando pequeños porcentajes de nuestros sueldos, al final nos debían en torno a los 6.000 euros a cada uno de los empleados, unos 200 días de trabajo”, según ha declarado a Economía Digital el representante de CCOO, Sergio Arnau.

El ahogo económico por el que pasaban los empleados les obligó a interponer una denuncia a Rafel Tormo explicando el retraso acumulado en los pagos y una petición sobre la mesa de despido que provocó el anuncio del concurso de acreedores el pasado 2 de noviembre.

Sin embargo, la compañía se niega a aceptar la endeble situación financiera por la que atraviesa y “tiene la esperanza de poder continuar con la actividad, una idea que no comprarte el administrador que ve inevitable el cierre”, según detalla Arnau.

Asismismo la empresa aprobó un ERE el pasado 1 de diciembre que afecta al conjunto de empleados y que ya ha sufrido la primera salida de un grupo de 9 trabajadores la semana pasada y que continuará de forma paulatina en los próximos meses.

La compañía inició su trayectoria empresarial en 1963 y en su último ejercicio de 2010 los resultados evidenciaban pérdidas de 0,23 millones, con una facturación global de 1,42 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad