El grupo de Ángel Jove entra en pérdidas y activa un plan de capitalización

stop

Los números rojos de Anjoca, de casi nueve millones de euros, tienen su causa en el descenso de la venta de promociones y la construcción, frente a los arrendamientos y la actividad hotelera, que mejoran

Ángel Jove Capellán

12 de octubre de 2014 (22:55 CET)

A pesar de su diversificación, Anjoca, uno de los grandes referentes de la construcción y la actividad inmobiliaria en Galicia, comienza a acusar la crisis. Y es la actividad relacionada directamente con el ladrillo la que causa mayores disgustos al grupo presidido por Ángel Jove Capellán, hermano mayor del expresidente de Fadesa, Manuel Jove. Anjoca, de la que cuelgan una veintena de sociedades, cerró el 2013 con un resultado consolidado negativo de 8,7 millones, frente a los ligeros beneficios de algo más de 546.000 euros obtenidos un año antes.

En un año, los resultados de Anjoca dieron la vuelta. De un beneficios antes de impuestos de 2,3 millones en 2012, el grupo aprobó en su última junta general unas pérdidas por este concepto de 11,9 millones. Todo ello es, en parte, fruto de una acusada caída de ventas, al situarse al cierre del año pasado en 87,5 millones, frente a una facturación consolidada de 104,1 millones obtenida en 2012. La venta de promociones sufrió un acusado retroceso, desde los 21 millones firmados en 2012 a los 5,5 millones de euros al cierre del año pasado.

Fuertes en las Islas


En esa línea, la actividad constructora del grupo de Ángel Jove también descendió, desde los 7,6 millones hasta los 5,4 millones de euros, mientras que la actividad hotelera, uno de sus fuertes, logró avanzar hasta los 56,7 millones en ventas (54,1 millones en 2012). Otras de las actividades del grupo, como el arrendamiento de locales en centros comerciales y la explotación de geriátricos, se mantuvieron estables.

El grupo de Jove explica en su memoria que "el ejercicio 2013 ha vuelto a estar marcado, dentro del sentimiento general de crisis económica y financiera en el panorama nacional e internacional, por un importante tirón del turismo extranjero, especialmente en el territorio canario, lo que ha permitido que los hoteles del grupo hayan registrado altas ocupaciones todo el ejercicio en los establecimientos canarios y un importante incremento de su cifra de negocio". También las ventas de promociones se han mantenido en las islas, continúan los administradores de Anjoca, "si bien prácticamente han desaparecido en la península".

Cambios de valoración


Pero las pérdidas del grupo no solo hay que buscarlas en el descenso de la actividad en determinadas áreas. La contención de los gastos de explotación ha permitido mantener el ebitda (resultado antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) en 20,3 millones de euros, un nivel similar al ejercicio precedente.

Es el resultado de explotación lo que ha pasado a ser negativo, como consecuencia de la realización de una corrección valorativa por importe de 17,7 millones en unos terrenos que la sociedad tiene en Avilés. Este sustancial cambio es consecuencia del reconocimiento del deterioro de dichos activos tras una tasación independiente, ya que Anjoca tenía una opción de cancelación anticipada de un crédito al que había aportado dichos terrenos, y cuyo valor contable mermó tras la revisión.

Capitalización patrimonial


Anjoca ha optado por realizar este mismo año cambios en su perímetro de consolidación, reduciendo el capital de algunas de sus sociedades patrimoniales, dentro de la veintena larga de sociedades que cuelgan del grupo. Así, Ábaco Patrimonial, una de las filiales, acometió este mismo mes una reducción de capital por importe de 8,7 millones, dejándolo en 120.000 euros.

La actividad del grupo se desarrolla en diversas comunidades, siendo Galicia, Andalucía, Baleares, Cantabria, Madrid y Canarias las de mayor relevancia dentro de la cifra global de negocio. Anjoca cuenta además una importante cartera de suelo en Asturias, donde tiene suelo adquirido para dos grandes proyectos (combinan la promoción y la actividad patrimonial) y en Murcia, donde se está llevando a cabo la urbanización de un sector para la construcción de un centro comercial y un establecimiento hotelero de la cadena Hoteles Elba, su marca en este segmento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad