El Supremo obliga a Ángel Jove a devolver 5,5 millones en ayudas. En la imagen, hotel Elba Sara de Fuerteventura y el empresario Ángel Jove

El grupo de Ángel Jove dispara beneficios: más hoteles, menos ladrillo

El beneficio del Grupo Anjoca alcanzó los 26 millones en 2018, con un crecimiento superior al 46%, apoyado en el negocio hotelero

Ángel Jove sabe que le va mejor con el negocio hotelero que con el ladrillo. Y lo exprime. El hermano mayor del expresidente de Fadesa tiene como principal referente empresarial el Grupo Anjoca, que elevó en 2018 su cifra de negocio hasta los 145,4 millones de euros, un 6,7% por encima de la obtenida un año antes, en 2017. El negocio hotelero, que suma unos ingresos de prácticamente 110 millones, explica la marcha del grupo.

Anjoca, que aglutina una quincena de sociedades, obtuvo un resultado de explotación de 34,1 millones en 2018, casi un 50% superior al logrado en 2017, mejorando la eficiencia en la gestión y elevando hasta el 23,4% el ratio de resultado de explotación sobre cifra de negocio, según detalla en su memoria. El beneficio atribuible consolidado creció un 46,7%, hasta alcanzar los 26,05 millones de euros y el ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) superó los 45 millones de euros.

El fuerte de los hoteles

El grupo inmobiliario de Ángel Jove pivota sobre dos áreas, la promoción de viviendas y la explotación de su patrimonio, que a su vez abarca varios campos: hoteles, arrendamiento de locales en centros comerciales, gasolineras y viviendas en alquiler. Pero, sin duda, lo hoteles se han convertido en su fuerte, con la cadena Elba como principal exponente.

Los ingresos obtenido por los hoteles se situaron en 109,6 millones el año pasado, frente a los 103 millones de 2017. Por el contrario, la venta de promociones inmobiliarias descendió desde los 4,7 millones de 2017 a los 2,4 millones del año pasado.

Entre el ladrillo y el suelo

La construcción es la segunda actividad del grupo, a mucha distancia de los hoteles. Este negocio generó 17,1 millones el año pasado, frente a los 11,9 millones del 17. La actividad del grupo se reparte por Galicia, Andalucía, Baleares, Cantabria, Madrid y Canarias. Anjoca cuenta además una importante cartera de suelo en Asturias y en Murcia.

Uno de los hitos del año pasado  fue la puesta en marcha del Hotel Madrid Alcalá, un cuatro estrellas con un total de 261 habitaciones que el grupo había adquirido a finales del 2017. Esta operación hizo que la facturación en la rama hotelera superase un 5,8% la del ejercicio precedente. La explotación de locales en el área de centros comerciales tuvo un crecimiento menor, del 1,4%, hasta los 15,6 millones de ingresos.

Nueva estrategia en la construcción

A pesar del fuerte de los hoteles, Anjoca no descuidó en 2018 otras áreas. Por ejemplo,  ha iniciado una promoción de 107 viviendas en Palma de Mallorca (comercializada al 100%) y una promoción de 96 viviendas en Fuerteventura Golf Resort, denominada Pueblo Majorero.

El grupo explica en su memoria que el área de construcción ha experimentado un importante crecimiento por la realización de obras ajenas a Anjoca, "tanto para entes privados como para el sector público, dentro de una estrategia de crecimiento de esta actividad iniciada por el grupo".

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad