El gremio del motor estudia querellarse contra el RACC por competencia desleal

stop

AUTOMOCIÓN

BBVA autorenting

23 de mayo de 2011 (10:50 CET)

El Salón del Automóvil ha tensado las relaciones entre el RACC y el Gremi de Venedors de Vehicles a Motor de Barcelona y provincia. Los distribuidores están crispados a raíz de la iniciativa del club automovilístico para comercializar coches en oferta “a todo el mundo, no sólo a sus asociados”, en palabras del presidente de la entidad, Miquel Donai. El directivo ha explicado a Economía Digital que la próxima semana el consejo ejecutivo de la asociación se reunirá para estudiar si emprende alguna medida legal contra el grupo “por competencia desleal”.

Donai asegura que encima de la mesa se le acumulan las quejas en este sentido. “¿Tienen contrato de distribución? Incluso pueden estar haciendo ventas directas sin pagar las tasas correspondientes”. Asimismo, ha comentado que la crudeza de la caída del sector lleva a muchos profesionales “a situaciones muy apuradas. Es entonces cuando la gente acaba saltando”.

Ponen en el mismo saco la última iniciativa del BBVA: inaugurar dos campas expositoras en Ripollet y Alcobendas para comercializar los vehículos que tienen en propiedad. Son activos que lastran el balance, como los inmuebles. La entidad ha emprendido una estrategia mimética a la de este sector, con el precio y la financiación a su favor. “Ellos tienen el poder del dinero, esto es jugar sucio”, declara Donai.

Vehículos de 'renting'

En los dos depósitos de BBVA Autorenting, tal como se llama la nueva iniciativa del banco, cualquier persona puede ver los vehículos en exposición. Eso sí, recomiendan que se pida cita previa para asegurarse una atención personalizada. Antes, las ofertas se pueden consultar en el web corporativo. “Tienen garantía de un año y antes de ir a la campa han sido acondicionados. Han pasado una revisión estricta”, aseguran fuentes de BBVA a ED.

En cuanto a la procedencia de los vehículos, explican que se trata de coches de renting que van entrando a medida que se terminan los contratos de alquiler. Otras fuentes señalan que también forman parte de esta red comercial automóviles que han quedado en manos del BBVA por impagos. Un extremo que desde el banco ni confirman ni desmienten.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad