La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez

El Gobierno trata de apagar el fuego en Navantia por la crisis con Arabia Saudí

stop

Desde el Ejecutivo afirman que el contrato de construcción naval en el astillero público sigue en marcha y que el Ejecutivo no lo pondrá en riesgo

A Coruña, 07 de septiembre de 2018 (14:13 CET)

La reacción de los trabajadores de Navantia en la localidad gaditana de San Fernando, que este viernes han iniciado las primeras movilizaciones ante el temor a perder un contrato que asegura carga de trabajo a un astillero parado, ha obligado al Gobierno del socialista Pedro Sánchez ha salir al paso de las especulaciones.

Durante su comparecencia en Congreso para explicar la anulación de un contrato de venta de armas a Arabia Saudi, la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha asegurado que el acuerdo para la venta de cinco corbetas al país árabe "sigue en marcha" y ha garantizado que el Ejecutivo no lo va a "poner en riesgo", teniendo en cuenta el amplio volumen de empleo que va a generar en los astilleros de Navantia, en especial en los de la Bahía de Cádiz.

La secretaria de Estado ha dado esta garantía ante las alertas lanzadas por los sindicatos de los astilleros, que este viernes incluso han llegado a cortar una carretera en Cádiz ante el temor de que Arabia Saudí revocase la compra en respuesta a la decisión del Ministerio de Defensa de paralizar la venta al país de 400 bombas de precisión por su supuesta utilización en un ataque a civiles en Yemen.

El empleo en Navantia, prioridad

Ante los grupos parlamentarios, Xiana Méndez ha garantizado que el empleo en los astilleros de Cádiz es un asunto "prioritario" para el Gobierno y que por ello el Ejecutivo "no va a poner en riesgo" el millonario contrato de venta de corbetas al país árabe.

Según ha recordado la secretaria de Estado, se trata de una operación por la que Navantia construirá cinco embarcaciones y una base militar por un importe de 1.800 millones de euros. Además, este contrato supondrá la creación de 6.000 empleos anuales durante cinco años para la empresa y la industria auxiliar.

Cuando el primer buque esté listo para exportar a Arabia Saudí, tendrá que pasar todos los filtros de la comisión creada para dar el visto bueno a las exportaciones de material de defensa y doble uso, la Junta Interministerial para el Comercio y Control del Material de Defensa y Tecnologías de Doble Uso (JIMDDU).

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad