El Gobierno 'pasa' de la crisis del sector lácteo en Galicia

stop

Agricultura no ve base legal para adoptar una solución similar a Francia y subir los precios de la leche, ni tampoco para retirar producto del mercado

Los ganaderos gallegos venden en la mayoría de los casos por debajo de costes

en A Coruña, 06 de agosto de 2015 (03:10 CET)

Esta vez fueron casi todos. A la llamada del presidente de la Xunta acudieron representantes de la industria como Lactalis, Leche Río, Capsa, Feiraco o Lactogal; de la distribución, como Gadisa, Vegalsa, Froiz o Mercadona; y del sector productor, como Agaca o los sindicatos agrarios. Pero la reunión para intentar poner freno a la crisis de precios que vuelve a castigar a Galicia no dejó más buena noticia para los ganaderos que el compromiso del Gobierno gallego. Feijóo entiende que es un problema prioritario y con esa conciencia se pusieron en marcha las medidas de apoyo financiero a las explotaciones y las moratorias de préstamos, a las que se sumarán ventajas fiscales y programas para proyectos de transformación.

Espera Unións Agrarias que el presidente de la Xunta presione en Madrid para adoptar medidas que solucionen la caída de precios y el desajuste de mercado tras el fin de la cuota láctea. Los pagos a la baja son una dinámica general, pero en Galicia de manera acusada, pues los productores cobran por debajo de la media del Estado, entre tres y cuatro céntimos menos. La propuesta de los sindicatos agrarios –Unións Agrarias, Sindicato Labrego Galego y Xóvenes Agricultores-- es adoptar una solución similar a la de Francia, pero el Gobierno no está por la labor. No dio un portazo, simplemente consideró que el modelo francés no se ajusta a la legalidad europea.

El Gobierno, en 'stand by'

Las medidas adoptadas por el país galo actuaron en dos frentes. Por un lado, se aprobó un paquete similar al que pone en marcha el Gobierno gallego para facilitar la financiación y la liquidez de las explotaciones. Por otro, aumentó el precio de la leche en origen en 4 céntimos. Esta segunda parte es la que más interesaba a las agrupaciones agrarias y, según transmitieron, el propio Núñez Feijóo la ve con buenos ojos.

Sin embargo, el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas, que acudió al encuentro, descartó descartó ponerla en marcha a corto plazo. Pese a ello, informó que desde el ministerio se ha remitido la consulta a la Comisión de la Competencia como a la Comisión Europea con el objetivo de "analizar" si puede "ponerse en marcha o no", ya que a juicio del número 2 de Agricultura no es legal. No habrá, por tanto, medida de urgencia, solo consultar y esperar.

Lo mismo sucede con la otra propuesta, retirar 40.000 toneladas de leche del mercado, como ya se hizo en febrero, para ayuda humanitaria. Tampoco en este apartado encontró "base legal" Cabanas, que cuestionó además que la retirada de producto fuese a solucionar el entuerto.

Para el Gobierno, el problema de los precios "va solucionándose poco a poco" y no habrá plan de emergencia para que se solucione antes.

Los contratos basura

Los datos difundidos por las agrupaciones agrarias, que en las últimas semanas han convocado dos protestas masivas en Santiago y Santa Comba, estiman que hay unas 2.500 explotaciones en Galicia que cobran la leche por debajo de los 26 céntimos el litro y cerca de 500 que rondan los 20 céntimos, lo que está a mucha distancia de cubrir siquiera los costes de producción.

La industria, informa Campo Galego, se había comprometido a ayudar a las granjas que estaban en peor situación, comprando directamente a precio de mercado y sin intermediarios. Pero dependen en buena medida de los precios que fije la distribución. En la reunión de este miércoles se insitió a las cadenas en que no utilicen la leche como producto reclamo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad