Reunión de Xulio Ferreiro y Alberto Núñez Feijóo con las ministras Reyes Maroto y Teresa Ribera sobre el futuro de Alcoa
stop

Reyes Maroto aspira a bloquear los despidos de A Coruña y Avilés sin plantear nuevas propuestas; activa la subasta eléctrica, clave para Alcoa en Lugo

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Reunión de Xulio Ferreiro y Alberto Núñez Feijóo con las ministras Reyes Maroto y Teresa Ribera sobre el futuro de Alcoa

en A Coruña, 09 de noviembre de 2018 (06:00 CET)

Hace poco más de dos semanas, Alcoa ya sabía que el Gobierno quería abrir una mesa de negociación con la empresa, los sindicatos y las administraciones para buscar alguna alternativa a los cierres en A Coruña y Avilés, y también conocía que se celebraría una subasta de primas de interrumpibilidad, el mecanismo de compensaciones millonarias por desconectarse del sistema eléctrico en momentos de elevada demanda.

A pesar de que entonces la multinacional norteamericana se negó a reconsiderar el despido de casi 700 trabajadores, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha vuelto a poner sobre la mesa ambas medidas y con carácter de urgencia. El Ejecutivo convocará de inmediato la próxima subasta y constituirá una mesa de trabajo a la que pueda incorporarse Alcoa. También se comprometió a abonar los 150 millones en compensaciones por costes de emisiones de CO2 de la industria que ya estaban presupuestados y a trabajar por un marco energético estable, dos medidas que exigió la Xunta desde el minuto cero de la crisis.

Bloquear el ERE de Alcoa

El paquete de iniciativas, respaldadas por todas las administraciones presentes en el encuentro --Xunta, Concello de A Coruña, Ayuntamiento de Avilés y Principado--, no cambian demasiado el decorado para las plantas de A Coruña y Avilés. Alcoa desvinculó desde un primer momento los costes energéticos del cierre de las factorías, pues considera que tienen “problemas estructurales” que les impiden ser competitivas. La multinacional matizó que la tarifa eléctrica era un problema añadido, igual que el encarecimiento de la materia prima, pero que no estaba directamente relacionado con su decisión.

Más allá del compromiso de la voluntad de trabajar por un marco retributivo estable, no hay ningún elemento nuevo para seducir a Alcoa. El Gobierno espera, sin embargo, poder convencer a la compañía para que se siente a negociar y presionará junto al resto de administraciones para bloquear el ERE extintivo, cuya fase de consultas concluye a finales de este mes. La empresa no se pronunció este jueves sobre la propuesta del Ejecutivo.  

La planta de Lugo y la industria electrointensiva

Sí que se presume un escenario mejor para el resto de la industria electrointensiva (Megasa, Ferroatlántica, Celsa, SGL Carbón) y para la propia planta de aluminio de Alcoa en Lugo, que cerrará este año con más de 20 millones en números rojos, según estimaciones de la propia multinacional. La compañía ya advirtió que una tarifa eléctrica competitiva es fundamental para las instalaciones de San Cibrao, que cuentan también con una rentable planta de alúmina.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien salió satisfecho de la reunión, se refirió a este asunto, al destacar la importancia de las medidas y los compromisos adoptados tanto para la situación que atraviesa Alcoa como para toda la industria. “Estamos hablando de muchos empleos, estamos hablando de 700 puestos de trabajo en Avilés y A Coruña, pero también de otros 1.300 puestos de trabajo que están en A Mariña lucense. Esta compañía tiene tres centros de trabajo”, insistió.

 

Sin compradores a la vista

Nada se habló en la reunión de los posibles inversores para las plantas que buscaba el Gobierno. El plan de acción compartido por todas las administraciones es que, si consiguen diseñar coordinadamente un marco estable para la industria, podrán atraer a compradores y se podrá presionar a Alcoa para que reconsidere su postura. 

Xulio Ferreiro, el alcalde de A Coruña, valoró positivamente la posición unitaria y la voluntad de todos para pedir la retirada del expediente de regulación de empleo.  “Lo fundamental es que las cinco administraciones que nos sentamos evidenciamos que estamos de acuerdo en cómo actuar”, declaró.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad