El gobierno mexicano frena la compra de barcos de Pemex por razones presupuestarias

stop

El gigante petrolero, que tiene comprometidos cinco buques más con Barreras, se quedará sin poder comprar dos unidades relacionadas con la extracción de crudo en Campeche, por lo menos hasta 2016

Emilio Lozoya, presidente de Pemex, ante la prensa mexicana | EFE

16 de octubre de 2014 (23:27 CET)

El gigante Pemex también tiene que apretarse el cinturón, incluso con sus construcciones navales. El pasado mes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México suspendió, por lo menos hasta 2016, la compra de la una Unidad Flotante de Producción (un buque denominado FPSO). Además, canceló otro que la petrolera había solicitado. El coste total de ambos ascendía a 1.672 millones de dólares (sobre 1.300 millones de euros).

Según El Universal, la petición de compra se realizó ya a mediados de 2013, pero ambos proyectos quedaron fuera del paquete económico 2014-2015, alegando limitaciones presupuestarias.

Para trabajos de extracción de crudo

La adquisición por medio del método de arrendamiento financiero de uno de ellos, la Unidad Flotante de Producción para Pruebas de Alcande Extendido, que se valoró en 555 millones de dólares, fue suprimida del paquete de proyectos de Pemex para el próximo año.

Según los medios aztecas, esta decisión complica al gigante de Emilio Lozoya los trabajos de extracción de crudo en la denominada Sonda de Campeche.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público mexicana es un departamento de estado que lleva todos los temas relacionados con la recaudación tributaria, la administración financiera y la fiscalización de recursos del gasto público, así como la regulación y vigilancia de las instituciones financieras del país.

Barreras, a la espera de más barcos

Estas “limitaciones presupuestarias” de Pemex se dan a conocer justo en un momento en el que el grupo azteca tiene comprometidos nuevos encargos con el astillero vigués de Barreras (del que posee el 51%), más allá del flotel adjudicado en diciembre del pasado año.

De hecho, esta semana, Barreras celebró su primer consejo de administración en México desde la entrada de Pemex en su accionariado. En la reunión de su máximo órgano de dirección se habló sobre el futuro de los cinco buques comprometidos por el gigante petrolero hace aproximadamente un año: un atunero, tres buques tanque y otro más off shore para las plataformas petrolíferas.

Según diversos medios gallegos, la petrolera insiste en que para que Barreras pueda optar a la construcción de estos nuevos encargos deberá acudir a los concursos públicos que se pondrán en marcha y ser “competitivo en los costes”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad