El Gobierno mejora las primas a la electricidad y allana el futuro de Alcoa

stop

La subasta eléctrica ofertará diez bloques de máxima potencia, 90 megavatios, frente a los ocho del año pasado; son los que quiere la multinacional, que el año pasado solo consiguió tres

Huelga de los trabajadores de Alcoa

en A Coruña, 09 de noviembre de 2016 (05:45 CET)

Ya sea para vender las plantas o para seguir fabricando aluminio en ellas, el futuro de Alcoa en España ha mejorado ligeramente. El Gobierno abrió la mano con los incentivos de interrumpibilidad, mejorando las condiciones de la subasta, lo que permite a la compañía competir, a priori, con más posibilidades de conseguir las primas que necesita para rentabilizar las plantas.

Los bloques de máxima potencia y, por tanto, también los de mayores incentivos, se elevan en dos, hasta los diez que se ofertarán entre el 14 y el 18 de noviembre. Son los que codicia Alcoa, que el año pasado obtuvo tres, todos para la planta de San Cibrao (Lugo), en una subasta eléctrica donde se ofertaban solamente ocho.

Las aspiraciones de Alcoa

La obtención de estos bloques permite a los grandes consumidores de energía percibir millonarios incentivos por desconectarse de la red en momentos de fuerte consumo y asegurar la estabilidad del sistema.

En una situación ideal, Alcoa operaría con seis, cuatro para San Cibrao y uno para cada una de las plantas en A Coruña y Avilés (Asturias). Pero obtener esto es complicado y las posibilidades bajan en función del número de competidores que obten a los incentivos.

Incentivos menores

Los premios de consolación, con menores incentivos, son los bloques de 5 megavatios. La subasta eléctrica ofertará hasta 340. La obtención de estos bloques no evitó la pérdida de rentabilidad de las fábricas de A Coruña y Avilés el año pasado, según Alcoa.

A la espera de lo que ocurra con la subasta, la multinacional mantiene abiertas sus opciones respecto a las instalaciones españolas, que pueden ser vendidas o continuar operando bajo el paraguas de la compañía, ahora dividida en dos compañías globales, la dedicada al aluminio primario y alúmina –y que engloba las plantas españolas-- y la de mayor valor añadido, destinada a diversos sectores como la automoción o el aeroespacial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad