El Gobierno de Peña Nieto castiga a Vázquez Raña

stop

El Ejecutivo azteca tumbó la licitación de la construcción del tren de alta velocidad entre México y Querétaro, que había conseguido un consorcio de empresas entre las que figuraba Promedex, del empresario de Avión, por las dudas acerca de la transparencia del proceso

Los magnates Olegario Vázquez Raña y Carlos Slim en Avión (Ourense)

A Coruña, 06 de enero de 2015 (00:00 CET)

Varapalo del Gobierno mexicano de Peña Nieto a uno de los emigrantes gallegos más reconocidos por la fortuna que se fraguó al otro lado del Atlántico. Olegario Vázquez Raña, empresario puntero del país azteca, natural de Avión (Ourense), vio como el pasado noviembre el Ejecutivo del país americano cancelaba la licitación para la construcción del tren de alta velocidad entre México y Querétaro que había ganado en un consorcio con otras empresas del sector.

El millonario proyecto fue adjudicado el pasado 3 de noviembre a un consorcio formado, entre otras, por la empresa asiática China Railway Construction Limited y otros grupos mexicanos de reconocidos empresarios del país. En concreto, se trataba de GIA A, de Hipólito Gerard, cuñado del ex presidente Carlos Salinas; la Constructora Teya, de Juan Armando Hinojona, un empresario cercano al peñismo según la prensa local y Prodemex, de Olegario Vázquez Raña.

Garantizar la transparencia del proceso

Tan sólo tres días después de la adjudicación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes canceló la licitación para la construcción del tren de alta velocidad aduciendo que el procedimiento se repondría para dar más tiempo a la presentación de nuevas propuestas y para garantizar la claridad y transparencia en la adjudicación.

Según recoge la prensa mexicana, Joaquín López Dóriga, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes manifestó que el presidente Enrique Peña Nieto "cree que este proyecto tan importante para México no debe ser cuestionado y debe tener claridad absoluta". La intención del Ejecutivo azteca era poner en marcha una nueva licitación en que la participasen más fabricantes de trenes.

El imperio de los Vázquez Raña

La decisión se tomó después de la polémica despertada en el país acerca de si el fallo había favorecido de forma intencionada a empresas cercanas a Peña Nieto y al ex presidente Salinas y, sobre todo, después de que otras empresas asegurasen que el Gobierno dio un plazo muy pequeño para presentar una oferta competitiva.

Prodemex es el principal brazo constructor de Olegario Vázquez Raña, también dueño del Grupo Empresarial Ángeles, que controla entre otros, los hoteles mexicanos Camino Real, así como los hospitales Los Ángeles. Imagen Multimedia, el periódico Excélsior, el canal de televisión Cadena Tres y el Grupo Financiero Multiva son otro de los negocios del empresario ourensano.

Nuevas bases

Precisamente este lunes, el Gobierno mexicano anunció que el próximo día 14 publicará las nuevas bases para la licitación de la obra ferroviaria de alta velocidad. En un comunicado, el organismo competente informó de que las características de la licitación son similares a las del concurso anterior. Un proyecto "llave en mano" en el que el ganador sería el responsable de garantizar la seguridad y funcionalidad del tren, que deberá pasar por un período de pruebas de cinco años.

La obra tiene una inversión prevista de 43.000 millones de pesos mexicanos, unos 2.400 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad