El gigante de las bodas 'on line' WeddingWire se come al español Bodas.net

stop

MANTENER DOS SEDES SOCIALES

Los dueños de los portales han eludido hacer pública la cifra de adquisición

en Barcelona, 26 de febrero de 2015 (14:24 CET)

WeddingWire Inc, el líder en de los organizadores de bodas on line en Estados Unidos, ha anunciado la adquisición de su rival en el sector Wedding Planner SL, la sociedad que controla la marca española Bodas.net. 

La compañía fundada por Francesc Xavier Baldrich y Nina Pérez formará parte del primer organizador de enlaces virtual de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica con "más de 10 millones de usuarios únicos cada mes", indica WeddingWire en un comunicado. 

No se han hecho públicas las cifras de la operación. 

Crecer en usuarios 

El consejero delegado de la firma, Timothy Chi, señala como objetivo básico crecer y tomar un rol más importante "en una industria global que mueve más de 200 billones de dólares cada año". 

WeddingWire tampoco ha anunciado la cifra de inversión. Se ha limitado a señalar que su interés está en incrementar la comunidad de usuarios. Por el momento, no plantean desembarcar en nuevos mercados más allá de los 12 en los que ya tienen presencia. 

Integración tecnológica 

El principal activo de la oferta del gigante virtual son las ofertas que están a disposición del usuario. La unión de ambas compañías propicia una cartera de servicios con "más de 2,5 millones de experiencias detallas de más de 400.000 negocios locales del sector". 

"La combinación de tecnologías incrementa el valor de nuestro negocio", remarca la consejera delegada de Wedding Planner, Nina Perez. 

Mantienen las marcas y la plantilla 

La adquisición no implicará, de entrada, un cambio en los equipos directivos. Baldrich se unirá al equipo directivo de WeddingWire. 

La nueva compañía mantendrá las sedes sociales en Estados Unidos y Barcelona. También ha explicitado que mantendrá los 250 empleos en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad