El gallego José Castro hace caja con la cesión de hoteles a NH

stop

El copresidente del grupo hotelero, acuciado por las deudas, recibirá 31 millones de euros con el traspaso de la gestión de 28 establecimientos de Hesperia

José Antonio Castro durante la Junta de Accionistas de 2016

Barcelona, 05 de diciembre de 2016 (14:56 CET)

NH Hotel Group sale al rescate de su copresidente, el gallego José Antonio Castro. Hesperia ha acordado el traspaso de la gestión de 28 hoteles a cambio de 31 millones de euros. De esta forma, la marca del empresario se diluirá en el mercado a cambio de un balón de oxigeno que aprovechará, según distintas fuentes, para reembolsar la deuda atada al concurso de acreedores de Bankpime.

Los establecimientos traspasados están ubicados en España. Hasta ahora pertenecían a Gisha, brazo inversor de Hesperia. Según ha anunciado NH a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el nuevo contrato tiene un plazo de duración de nueve años y se ha cerrado "en condiciones económicas más ventajosas que las actuales".

Marco de relación

El pago de esta operación se hará en varias fases: un primer desembolso de 11 millones de euros y otros dos de diez millones cada uno, que tendrán lugar en el primer y segundo aniversario de este pago inicial. Dentro del acuerdo se incluye el compromiso que adquiere Gisha para actualizar la marca de sus hoteles urbanos bajo el sello NH, así como a realizar obras de reposicionamiento en todos los establecimientos en los próximos cuatro años.

"Implementar el acuerdo supondría, adicionalmente, la transacción de forma convencional de determinadas controversias entre NH y Gihsa, resolviendo así en sus totalidad el marco de relación de 2009 y todos los contratos de gestión con causa en el señalado acuerdo", señala NH en el comunicado.

Deuda por Bankpime

La hotelera cotizada abonará a Castro la misma cantidad que le se solicita el juzgado de lo mercantil número 9 de Barcelona, que en marzo dictaminó el embargo del 30,1% de Hesperia en busca de 31,5 millones de euros al considerar al constructor culpable del concurso de acreedores de Bankpime. En este mismo procedimiento ya fueron sancionadas con un pago de 22,5 millones las sociedades Construcciones José Castro, Hepestel, Souca y Barcelona Park II.

Así, se cumple uno de los temores de HNA, el accionista mayoritario (29%) de NH. Según las fuentes consultadas por Cerodosbé, el actual copresidente de la cadena apoyó la salida del fondo chino y del consejero delegado, Federico González Tejera, del consejo de administración para obtener unas condiciones más favorables a las previstas en las negociaciones sobre la renovación del acuerdo de gestión entre Hesperia y NH.

Jugada maestra

Las condiciones presentadas por Castro fueron votadas por el órgano de dirección de la empresa española, que las aprobó con unanimidad. Un hecho previsible debido a que las butacas están ocupadas por representantes del fondo Oceanwood, que lideró el golpe de Estado en verano, y consejeros independientes propuestos por Hesperia y el vehículo inversor británico.

Y es que según avisaba HNA en una misiva enviada a los accionistas el pasado 23 de junio, "la diferencia entre lo que el anterior consejo de NH Hotel Group estaba dispuesto a ofrecer a Castro, y sus pretensiones es enorme". Finalmente, el gallego se ha tenido que conformar con 31 millones de euros frente a los 40 que solicitó en la primera ronda de conversaciones.

Futuro incierto

Aun así, el futuro de Hesperia dista de ser de color de rosa. La auditora Deloitte ya siembra dudas sobre el porvenir de la compañía debido a una deuda bancaria de 133 millones de euros que califica como "una incertidumbre material que puede generar dudas significativas sobre la capacidad del grupo para continuar como empresa en funcionamiento".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad