El gallego Antón Costas sustituirá a Josep Piqué al frente del Círculo de Economía

stop

El catedrático y vicepresidente del prestigioso foro económico recibe el apoyo unánime de la junta directiva y sólo necesita el visto bueno de los antiguos presidentes

Antón Costas, a la derecha de la imagen, en unas jornadas del Círculo de Economía de 2007 | EFE

04 de septiembre de 2013 (21:40 CET)

El gallego Antón Costas Comesaña (Matamá, Vigo, 1949) será antes de final de año presidente del Círculo de Economía, el foro de opinión barcelonés formado por empresarios, ejecutivos e intelectuales. El catedrático de Economía Aplicada en la facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona ha cosechado el apoyo unánime de la junta directiva de la entidad para suceder a Josep Piqué en la presidencia.

Costas ejerce en la actualidad de vicepresidente del cincuentenario lobby de opinión. Es una tradición no escrita que al presidente, con un mandato de tres años, le suceda uno de los vicepresidentes. En este caso, podían haber optado al relevo el presidente del grupo Agrolimen, Artur Carulla, y el de Banc Sabadell, Josep Oliu.

Renuncia de dos vicepresidentes


Sin embargo, y por motivaciones diferentes, ambos habían expresado en privado su intención de no optar al cargo. Carulla todavía no ha sustanciado sus pleitos con Hacienda por presunto fraude tributario, mientras que Oliu siempre ha expresado las dificultades de asumir el cargo en plena reconversión del sistema financiero.

De hecho, ambos vicepresidentes han tomado la palabra para defender de manera personal la candidatura única de Costas como un modo de acercar el Círculo al mundo académico. En los últimos años siempre ha sido un alto ejecutivo de grandes empresas quien ha ocupado la máxima responsabilidad de la institución.

A caballo de la tradición

La decisión ha sido adoptada en el curso de una reunión de la junta directiva, convocada por Piqué, que ha tenido lugar en la tarde del miércoles en Barcelona. El próximo lunes día 9 tendrá lugar un encuentro de los antiguos presidentes de la entidad en la que Costas deberá recibir el visto bueno del grupo a su candidatura, última liturgia para proceder a la convocatoria formal de elecciones entre los socios de la entidad. Al encuentro no han asistido ni el propio Costas ni los empresarios José Manuel Lara (Planeta) y Ángel Simón (Agbar)

La tradición pesa en el proceso de renovación de cargos de la institución. La figura de Costas, además, permite abrir el Círculo y preparar una cierta renovación de su fisonomía futura una exigencia de algún sector minoritario de la entidad. “Además ahora necesitamos un especialista en macroeconomía en los tiempos que vienen, alguien que tenga la vista muy fijada en las problemáticas económicas que se prevén”, asegura un asistente y miembro de la junta. En algunos ámbitos se critica que el lobby está demasiado subordinada a un cierto aparato del que formaría parte el propio Costas; el director general, Jordi Alberich; y el periodista Josep Ramoneda, principalmente.

Presidencia cuestionada, pero agotada


Desde ámbitos nacionalistas, la presidencia de Piqué ha sido especialmente puesta en tela de juicio. Que el ex ministro de Aznar y ex dirigente del PP en Catalunya ascendiera a la máxima responsabilidad del Círculo fue vista como un contrasentido frente a la escalada soberanista de la política en Barcelona.

Piqué sucedió a Salvador Alemany, presidente de Abertis y hombre próximo a CiU, que intentó al final de su mandato liderar un relevo que mantuviera un perfil similar al frente de la institución. La llegada de Piqué fue saludada con quejas por esos sectores de sensibilidad convergente, aunque el presidente saliente ha completado su mandato sin estridencias políticas. Los pronunciamientos regulares del Círculo han seguido el clásico ejercicio de ponderación y equilibrio ideológico que lo ha caracterizado desde su fundación en plena dictadura franquista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad