El Frob desembolsa 80 millones para hacerse con el control del Gallego

stop

Oficina del Banco Gallego / EFE

11 de marzo de 2013 (22:52 CET)

Paso tras paso, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) está cumpliendo el plan que anunció para Banco Gallego y que tiene como última estación la subasta de la entidad. Como había anunciado en enero, acudió a la ampliación de capital del banco con una inyección de 80 millones de euros, que se realiza a través de la participación que Novagalicia Banco posee en la entidad que preside Juan Manuel Urgoiti.

En esta operación, aprobada en una polémica junta de accionistas el 29 de enero con los únicos votos a favor del fondo público, el organismo que preside Fernando Restoy podría asumir el 100% de la entidad si, como prevé, ninguno de los accionistas minoritarios acude a la ampliación de capital, marcada para 170 millones. El plazo de suscripción preferente venció este lunes, si bien aún restan cuatro días para suscripciones adicionales.

Último paso de la 'operación acordeón'

La aportación de 80 millones en la ampliación de capital es el último eslabón de la ofensiva del Frob para el control total de la entidad --actualmente controla el 49,85% a través de NCG-- y su posterior venta. El plan del fondo bancario se desveló tras la junta extraordinaria del 29 de enero, en la que sacó adelante, con la oposición de los accionistas minoritarios, una operación acordeón --reducción a cero de capital para absorber pérdidas y posterior ampliación-- .

La reducción de capital borró en un instante los 140 millones que poseían los inversores del Gallego. Entre ellos se encontraba el propio presidente, Juan Manuel Urgoiti, Inditex, o empresarios como Epifanio Campo.

El Frob confirma ahora la inyección de 80 millones en la fase de ampliación, a la que no tiene previsto acudir el resto de accionistas, debilitados por la reducción de capital e indignados por la actuación del fondo bancario, que advirtió en su momento que vendería la entidad con o sin el consentimiento de los inversores minoritarios. Si, finalmente, ningún otro accionista acude a la ampliación de capital, el fondo bancario ha previsto la posibilidad de suscripción incompleta, de manera que el capital se aumentará en los 80 millones aportados por el órgano dependiente del Banco de España.

Las consecuencias del divorcio


Mientras el Frob persiste en su plan de acción, los equipos jurídicos de algunos de los accionistas más significativos de Banco Gallego trabajan en las acciones judiciales a emprender contra la ofensiva del fondo bancario.

Entre los accionistas más molestos con la actuación del Banco de España estarían Epifanio Campo y Juan Manuel Urgoiti, rl propio presidente, que se encuentran en el grupo de socios que quieren abrir el frente judicial, mientras que otro accionista de referencia, Inditex, se mantiene al margen, según fuentes cercanas al accionariado.

Control y subasta


La entidad gallega se encuentra también el proceso de ser subastada. Banco Sabadell, Banco Espírito Santo y Banesco presentaron ofertas no vinculantes la pasada semana y ahora analizan los números del Gallego. El Frob escuchará hasta el 5 de abril las ofertas en firme de las entidades interesadas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad