El filón de Megasa dispara la fortuna de la familia Freire

stop

En los últimos cuatro años, el grupo que tiene como cabecera a Bipadosa, ha repartido más de 27 millones en dividendos; el patrimonio de los hermanos Freire se elevó 46% en el mismo periodo

Instalaciones de Megasa en Narón y Seixal, en las proximidades de Oporto

en A Coruña, 23 de enero de 2017 (03:01 CET)

Ni una declaración ni una foto. Una fortuna prácticamente invisible. Desde la más absoluta discrección, la familia Freire gestiona un conglomerado empresarial que acaricia los 1.000 millones en activos. Los últimos años de la crisis económica no le sentaron mal a los empresarios gallegos, pues su fortuna ha incrementado considerablemente si hacemos caso a Forbes, que la situaba en 2013 en los 750 millones en el caso de los hermanos José Enrique y Bartolomé Freire Arteta, y la elevaba hasta los 1.100 millones en noviembre del año pasado.

Buena culpa de la escalada la tiene Megasa, nombre que identifica al imperio siderúrgico creado por la familia a través de plantas en España y Portugal, aunque en realidad hace referencia a la comercializadora, Metalúrgica Galaica, y a varias plantas como la de Narón, Megasa Siderúrgica. El otro nombre clave es Bipadosa, el holding con domicilio en Madrid que integra las distintas fábricas y comercializadoras, junto a otras aventuras iniciadas por la familia, desde las agrupaciones de interés económico (AIE) como Naviera Auriga o Naviera Corcubión, ahora disueltas, hasta sociedades inmobiliarias, hidroeléctricas o de tratamiento de chatarra, como la valenciana JAP 2.

Dividendos millonarios

El grupo tiene más de una veintena de empresas bajo su órbita, cerca de la mitad ubicadas en Portugal, y está controlado por las distintas sociedades de inversión de los miembros de la familia, Inver Oitavos para Enrique Freire, Mace 1117 Inversiones para Bartolomé, o Certaratio para Francico Javier Freire, entre otras.

Bipadosa no tiene escrúpulos a la hora de repartir dividendos. De hecho, entre 2013 y 2016, cuatro últimos ejercicios completos de la compañía, entregó 27,5 millones en dividendos. El año más generoso fue a cuenta del ejercicio de 2012, con un dividendo de 11 millones. Siguieron 4,5 millones a cargo del ejercicio 2013, 6 millones por el de 2014 y otros 6 millones a cuenta de los resultados de 2015, aprobados en junta de accionistas el año pasado.

Entre las inversiones de Bipadosa se cuentan algo más de 30 millones en títulos de renta variable que vienen reportando al grupo unos ingresos medios de 1,5 millones anuales.

Entre España y Portugal

El negocio siderúrgico cuenta con un centro de distribución en Madrid con capacidad de almacenaje para 30.000 toneladas de acero y conexión portuaria desde Ferrol, para Megasa Siderúrgica, y Leixoes y Setubal para las cuatro fábricas portuguesas, país donde los Freire también cuentan con comercializadoras y sociedades inmobiliarias.

En España, además de los centros de Narón y el valenciano, adquirió recientemente a Arcelormittal una planta en Zaragoza, ahora rebautizada como Megasider. Los Freire han mantenido al equipo directivo en la gestión, integrando la planta en Bipadosa, socio único de la nueva sociedad.

Los Freire han comunicado a la plantilla de Narón que la actividad de esta planta no afectará a la de Narón, que tras la subasta eléctrica prevé mantenerse en los niveles de producción de los últimos ejercicios, un volumen reducido desde que la compañía prescindió de casi 40 trabajadores en 2015 a base de prejubilaciones y eliminó un turno de producción.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad