El festival 'Derrame Rock" cree que la música en vivo no resistirá el nuevo IVA

stop

Auguran la "práctica desaparición" de la música en directo por la subida del impuesto

16 de julio de 2012 (18:58 CET)

El director del 'Festival Derrame Rock', que congregó a más de 20.000 personas en Ourense del 28 al 30 de junio, Enrique Granda, ha hecho público su malestar con el incremento del IVA que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre y que, en el caso de la industria cultural y, en particular, de los conciertos, supone un aumento de 13 puntos, del 8 al 21%.

En un texto titulado 'La industria musical herida de muerte' y publicado este lunes en la página web del festival, Granda pronostica la "práctica desaparición" de la música en directo, así como el "emprobrecimiento de los músicos y profesionales del sector", sobre todo, de aquellos que han comenzado hace poco su andadura profesional.

Muy duro durante todo  el escrito, Granda asegura que la subida impositiva traerá consigo un descenso dramático de la programación. "La situación está clara --concluye--, los Ayuntamientos no programarán, los promotores no programarán, y los grupos no podrán moverse por su cuenta de un radio de 100 kilometros de su localidad".

Sin margen

El director del 'Derrame Rock" calcula que el promotor de un concierto tendrá que destinar el 50% de los beneficios de taquilla a los impuestos, sumando los porcentajes destinados al IVA, IRPF y el 10% de la Sociedad General de Autores (SGAE). De tal manera, que resta un porcentaje insuficiente para los gastos de organización del evento.

"En conclusión --insiste Granda-- si en estos últimos años vivimos una crisis mortal para el disco ahora le toca la misma agonía al directo". Una industria que durante los últimos años "ya hubo de bajar cachés, pedir ajustes a los proveedores y bajar precios de las entradas como única solución para mantener la industria de la música en vivo", asevera.

El texto concluye asegurando que los profesionales del sector seguirán luchando "para que no seamos los de siempre los que paguemos la crisis de los bancos y del capitalismo". No sin antes enviar un mensaje al Gobierno, a quien acusa de orquestar "el remate a esta dura situación" del sector  "en forma de venganza programada contra las voces críticas de la música y el cine".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad