El éxodo hacia las tarifas baratas desangra a Movistar

stop

Los ingresos por telefonía móvil caen a la mitad en apenas dos años

08 de agosto de 2013 (20:47 CET)

La guerra de precios entre las empresas de telefonía móvil y el auge de las operadoras virtuales han castigado a los grandes del sector, pero especialmente a Movistar. La compañía continúa como líder en número de clientes e ingresos, pero que ha perdido la mitad de su facturación en apenas dos años.

La filial de Telefónica, que ingresaba 480 millones de euros al mes en 2011 en concepto de telefonía móvil, ha pasado a facturar unos 240 millones mensuales a principios de este año, según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT. La compañía que lidera César Alierta no logra contener la sangría en ingresos y se acerca a las cifras del segundo competidor, Vodafone.

En público, la multinacional, filial de La Caixa, no ha analizado el problema, pero las cifras hablan por sí solas: hay una fuga hacia los operadores con tarifas más económicas.

Los competidores


Hace poco más de dos años, en el primer trimestre de 2011, Telefónica casi doblaba la facturación de Vodafone. Pero durante los primeros meses del año, la filial de los ingleses se embolsó, de promedio, 183 millones de euros, un 25% menos que Movistar. La brecha entre ambos competidores se ha reducido a la mitad.

Pero en términos de clientes, la pérdida es menor. En los últimos dos años, Movistar y Vodafone han perdido, proporcionalmente, la misma cantidad de líneas. La filial de telefónica ha sufrido un descenso de 3,3 millones de líneas al pasar de 21,5 millones a poco más de 18 millones. La subsidiaria británica también tuvo que dar de baja 2,2 millones en el mismo período para quedarse con 12,4 millones.

Las termitas devoran

De los 5,5 millones de líneas que se fugaron de las dos grandes operadoras, 4,3 han ido a parar al resto de operadores, principalmente los pequeños, y 1,2 han sido dadas de baja. Orange ha ganado un millón de clientes, Yoigo, 900.000 y los operadores virtuales, conocidos despectivamente en parte del sector como “las termitas”, con tarifas muy ajustadas, han obtenido 2,3 millones de líneas.

Uno de los resultados más llamativos de los últimos meses es que Yoigo, hasta ahora operador emergente, también comienza a ceder. En junio, dejó de gestionar 120.000 líneas, más que el resto de sus competidoras.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad