El escándalo de Volkswagen se expande: Bruselas sospecha de trampas en las pruebas energéticas de televisores

stop

Industria

Fábrica de televisores en Shengyang, China.

en Barcelona, 05 de octubre de 2015 (11:09 CET)

El escándalo que sacude Volkswagen puede hacerse todavía mayor. Varios países europeos sospechan que el sector de los televisores ha usado un truco similar para engañar con la calificación energética de sus aparatos y Bruselas ya está investigando el caso.

La Comisión Europea está analizando la información recopilada por varios Estados miembros y unos investigadores que apunta a que varias marcas podrían haber manipulado sus televisores con un software inteligente, que reduce su consumo energético cuando son testadas para ver si cumplen con las normas europeas.

Aunque "no hay una investigación oficial abierta", tal y como ha explicado a Efe la portavoz de la Comisión Europea para Energía, Anna-Kaisa Itkonen, lo cierto es que la institución está rastreando si las sospechas son fundadas, qué alcance tendrían y si podrían afectar a productos de otros sectores.

Bruselas se compromete a investigar

La voz de alarma la han dado las autoridades nacionales de varios países, responsables de controlar el cumplimiento de las normas de diseño ecológico, tal y como publicó el diario británico The Guardian. Reino Unido ya avisó a Bruselas en 2011 de que habían encontrado indicios de que algunos televisores utilizan un software que parece "engañar" durante los test.

"El propósito sería superar los test que miden la luminosidad máxima, reduciendo la luminosidad y la energía para lograr una mejor clasificación en las etiquetas de eficiencia energética", apuntó una fuente al diario británico. En enero de este año, Suecia también avisó por escrito a Bruselas de prácticas similares.

La Comisión Europea "investigará cualquier acusación de trampas en los test" para "verificar" si realmente ha existido manipulación y determinar a qué escala y si afecta a otros sectores, según explicó la portavoz comunitaria. Bruselas prevé comunicar sus conclusiones a los países miembros y "pedirles que den los pasos apropiados para que los productos que no cumplen sean retirados del mercado".

Detectaban los test

Pero no sólo los países miembros de la UE sospechan de algunos fabricantes de televisores. Un informe de CompliantTV señala que durante sus pruebas "observaron que las TV se comportaban de manera diferente durante las mediciones, lo que planteó la posibilidad de que los televisores detectaran el procedimiento de los test y adaptaran su consumo energético".

El uso de mecanismos de trucaje "no ha sido probado en los test de CompliantTV, pero algunos de los televisores analizados daban la impresión de que detectaban cuando se llevaba a cabo un test y reducían su consumo energético para obtener mejores resultados en las pruebas", añaden.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad