El 'efecto lunes' es más intenso en las gasolineras gallegas

stop

La CNE determina que la fijación de precios en los carburantes es impropia de un mercado en competencia

04 de agosto de 2013 (15:54 CET)

El efecto lunes es una estrategia de fijación de precios en los carburantes investigada por la Comisión Nacional de la Energía. En líneas generales, consiste en bajar los precios bruscamente el primer día de la semana, cuando se toman las muestras para los boletines estadísticos europeos, y encarecerlos, como medida compensatoria, durante el resto de días.

Esta estrategia, denunciada por la CNE, tiene un riesgo añadido por el efecto de arrastre de las grandes petroleras, como Repsol, que copan la mayoría de la cuota de mercado. La conclusión es sencilla. Donde hay una mayor concentración de mercado, el efecto lunes es más intenso. Uno de esos lugares es Galicia.

La comunidad gallega forma parte de un grupo de siete comunidades --junto a Madrid, Baleares, La Rioja, Asturias, País Vasco y Castilla y León-- donde la caída de precio en los carburantes el lunes es más acusada. Los operadores dominantes tienen un mayor margen para intensificarla porque el precio antes de impuestos es superior a la media estatal y, al mismo tiempo, las bajadas tienen un gran impacto debido a la concentración del mercado.

Repsol, Disa y Meroil


El estudio de la Comisión Nacional de Energía señala a Repsol como la compañía que más practicó el efecto lunes. Junto a la compañía de Antonio Brufau, la CNE observa un patrón similar en la fijación en Disa Península y Meroil. Este sería el trío en cabeza en la aplicación de bajadas anómalas de precios los lunes. Otras tres compañías, BP, Cepsa y, en menor medida, Galp, siguen también un patrón similar, aunque con menor intensidad.

El estudio concluye que la fijación de precios medios de los carburantes en la Península y Baleares en los días de la semana "no responde a una dinámica propia de un mercado en competencia" y revela que la bajada de los precios del lunes "es una práctica que viene acompañada de precios medios superiores el resto de días de la semana".

Y ahora, el 'efecto viernes'

Repsol ya anunció a principios del pasado mes de julio que reduciría todos los viernes de ese mes y de agosto el precio de los carburantes en su red de estaciones de servicio en España y garantizará que ese día sus surtidores marquen el precio más bajo de la semana.

La compañía aseguró, en su momento, que reducía los precios los lunes porque era la jornada en que los profesionales del transporte utilizan mayoritariamente para cargar sus depósitos de combustible de cara a su actividad semanal. Con el nuevo planteamiento, Repsol asegura que intenta favorecer a los conductores que, con motivo de la época estival, llenan los depósitos de sus vehículos los viernes, al inicio de sus desplazamientos por carretera

La CNE ya constató en un informe la existencia de un nuevo efecto viernes que sustituye al efecto lunes como resultado de esta oferta anunciada por Repsol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad