El dueño de Vitaldent creó una red de nueve empresas y una veintena de clínicas en Galicia

stop

Ernesto Colman, detenido por la Policía Nacional, acompaña a un socio gallego en la administración de varias sociedades. "Ni siquiera nos insinuaron que pagáramos en negro", asegura un franquiciado de Pontevedra

Registro este martes en una clínica de Vitaldent en Madrid y Ernesto Colman Mena

en A Coruña, 17 de febrero de 2016 (04:46 CET)

El ruidoso golpe judicial contra la cúpula de Vitaldent, una de las mayores redes de clínicas dentales de Europa, sacudió Galicia, donde este martes los franquiciados de la compañía aseguraban a los clientes que seguían abiertos y funcionaban con normalidad, pese a que el dueño de la marca, Ernesto Colman, y otros 12 directivos habían sido detenidos por la UDEF y la Policía Nacional en una operación contra el blanqueo de capitales a la que se añade un presunto delito por estafar, precisamente, a los franquiciados.

En Galicia existen cerca de una veintena de clínicas de la compañía, 18 se contaban en la página web del grupo, mientras que en el registro oficial del Sergas figuran una decena identificadas con la marca Vitaldent, sin perjuicio de que existan otras franquicias registradas con nombres distintos al de la enseña principal. Estarían situadas en A Coruña, Vigo, Pontevedra, Lugo, Ourense, Santiago, Ames, Vilagarcía, Riveira, Carballo, Narón, Lalín, Redondela, Tui, Culleredo, Cangas, Sanxenxo y Ribadeo. Funcionaron este martes con normalidad, sin más incidencia que problemas informáticos con el servidor del grupo.

El acaudalado dueño

Al nombre de Ernesto Colman se vinculan unas 200 sociedades que cuelgan de Opendent y que tienen como última estación la patrimonial Usmississippi Invers. Forbes atribuye al empresario nacido en Montevideo un patrimonio cercano a los 600 millones, mientras que la Fiscalía le atribuye una estafa de 10 millones a sus franquiciados, además de la intención de vender el grupo, operación que comenzaba a fraguarse en el momento de la detención.

Del entramado societario de Colman, propietario de un piso en Manhattan, una casa en Baqueira, un palacete en Asturias y un pueblo entero en Lleida, hay evidencias en Galicia. El uruguayo mantiene el control sobre seis empresas domiciliadas en tierras gallegas, todas vinculadas a las clínicas dentales, y creó otras tres que posteriormente traspasó a un socio local, el empresario Domingo Sampedro Barreiro, responsable de al menos cinco clínicas Vitaldent en la comunidad, según los registros del Sergas.

Conexión con Galicia

Entre las empresas gestionadas por Ernesto Colman en Galicia está Baluarte Dental, con domicilio en la viguesa calle de García Barbón. Comparte administración con Domingo Sampedro. A través de Baluarte Dental controlan Damur Odontología, Iris Dental, Maela Dent, Calati Dental y Bitra Odontológica, todas ellas creadas en Madrid por Colman. En el año 2014, cambian su sede social a Vilagarcía y entra como administrador el empresario gallego.

Entre ambos se producen al menos otras tres operaciones que constan en el Registro Mercantil. Nemo Odontológica, creada en Madrid por Colman en 2013, pasa a manos de Sampedro como administrador único al año siguiente y cambia su domicilio a Sanxenxo, tras el cese del fundador. Lo mismo sucedería con Pica Dental y Rasca Odontológica, que cambiaron sus sedes en Las Rozas por Lalín y Santiago, respectivamente.

Sampedro, empresario conocido por la promoción de clubs y eventos deportivos, tiene su propio grupo, con Galicia Kolonial Home, la sociedad creada para la explotación de las clínicas Vitaldent, como buque insignia.

El modelo Vitaldent

Este medio solicitó hablar con el empresario gallego, pero no obtuvo respuesta. En general, la mayoría de franquiciados gallegos prefería este martes aguardar acontecimientos en silencio. Los centros siguen operativos pues son de los propios franquiciados. Vitaldent aporta la marca y es la proveedora de material. Ese es el verdadero éxito de su negocio, ya que consiguen productos de alta calidad a precios por debajo de mercado al comprar grandes cantidades, por ejemplo, en implantes dentales. La compañía suma más de 450 clínicas, la mayoría, 364, en España.

A cambio del suministro y la marca, los franquiciados se comprometen a comprar el material a Vitaldent y a abonar un 10% de la facturación, un 5% por pertenencia a la red y otro 5% por las campañas publicitarias de la marca. La Asociación Española de Franquiciadores apuntó que se requerían unos 280.000 euros de inversión para abrir un establecimiento bajo el paraguas de Vitaldent.

El susto de los franquiciados gallegos

Aunque la investigación apunta a que se obligaba a los franquiciados a pagar una parte de la cuota en negro, un franquiciado de la provincia de Pontevedra negaba a este medio pagos en 'b' a Vitaldent: "Desde luego nosotros nunca hemos pagado en negro y ni siquiera se nos ha insinuado esa posibilidad", zanjaba.

Explica que está satisfecho con el servicio de la compañía, "que funciona muy bien", y que al margen de los compromisos adquiridos como franquiciado Vitaldent ofrece bastante libertad, por ejemplo, para escoger personal.

Otros empresarios apuntan que, además del modelo de franquicia y las clínicas propias, existen en Galicia agentes o delegados que funcionan como representantes de Vitaldent al modo de las corredurías de seguros.

El factor judicial

Fuentes judiciales indican que la operación que estalló este martes puede acabar con la nulidad de los contratos con las franquicias y recomiendan a los empresarios que se organicen por la posibilidad de reclamar daños y perjuicios.

Interrogada por los medios, la Asociación Galega de Consumidores e Usuarios (Acouga) recomendó a los usuarios de las clínicas reunir y guardar toda la documentación de la que dispongan, como recibos o informes de tratamientos, por si fuera necesario interponer demandas.

Por el momento, a las detenciones se suma la incautación de un avión y 36 vehículos de lujo. La investigación persigue una supuesta trama para percibir en metálico un 10% de las cuotas abonadas por los franquiciados para después blanquear el dinero en Suiza y Luxemburgo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad